SEGUINOS

POSADAS

Pidieron un vaso de agua, y después de beber, le manotearon una cadenita de oro

Dos personas circulaban en moto cerca de la vivienda de la mujer que se encontraba en la vereda. Se detuvieron a hablarle, le pidieron un vaso de agua y después de beberla, le arrebataron la cadenita que tenía colgada a cuello, para huir luego a toda velocidad. El albañil que trabajaba en el edificio de al lado vio todo, anotó la patente de la moto y se la dio a la policía. Fue en Cabred y Marconi. Primero se pensó que se trataba de un robo calificado. Pero luego se comprobó que no se vio ningún arma en el asalto.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas