SEGUINOS

POSADAS

Pirotecnia: reclaman su prohibición por el perjuicio que provoca para las personas y los animales

Le encargada del Refugio de Animales, Vanesa Florentín, comentó que si bien la iniciativa comenzó con el fin de proteger a los animales, con el paso del tiempo “nos fuimos dando cuenta de que había un gran sector de la población que también se ve afectada. Por eso nuestro pedido pasó a ser social”. Para ejemplificar, tomó el caso de los niños autistas quienes “sufren mucho en la época de las fiestas, hablamos con su padres y nos contaron cosas muy fuertes”.

En ese sentido, señaló que los veteranos de guerra, los que tienen problemas auditivos, los bebés, los ancianos y una amplia porción de la población se ven muy perjudicados por la pirotecnia.

“Nosotros creemos que la cuestión cultural tarde o temprano tiene que cambiar. Países como Italia prohibieron lo que tiene que ver con lo pirotécnico. En Argentina existen más de 25 ciudades que están con la Pirotecnia Cero y en Misiones ya tenemos cuatro localidades en la misma situación. Hay que ponerse en el lugar del otro, del que lo sufre”, indicó.

A su vez, aclaró que lo que buscan es que no haya más pirotecnia con estruendo. “No estamos en contra de la actividad comercial. No exigimos que cierren sus negocios, pedimos que busquen alternativas más amigables para la sociedad y el medio ambiente. Lo pueden hacer. Lo que molesta es el ruido”, insistió.

Además, remarcó que los Bomberos en muchas ocasiones deben salir a apagar incendios que son provocados por el fuego de la pirotecnia. En lo referente a la salud, afirmó que “muchos niños quedan mutilados, con el oído perforado o pierden un ojo. El Estado invierte mucho recursos en una situación que puede ser evitada”.

Por último, manifestó su confianza de que en el trascurso del año se prohíba la pirotecnia, aunque reconoció que aún no se llegó a un consenso. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas