SEGUINOS

POSADAS

Pobreza: Posadas ocupa una mejor posición en el NEA, según el Indec

En el país, el Índice de Pobreza bajó al 12 por ciento en el primer semestre. En lo que respecta a la indigencia, comprendida dentro de la pobreza, también bajó al 3,1 por ciento desde el 4,0 por ciento del primer semestre del año pasado. Entre ambas mediciones, la economía creció el 9 por ciento, la desocupación bajó al 7,9 por ciento, desde el 8,8 de junio del 2009, y se implementó la Asignación Universal por Hijo. La pobreza afecta al 23,5 por ciento de los ciudadanos de Corrientes. En Posadas, el 21,3 por ciento mientras que el porcentaje de la indigencia, el 7,1 por ciento.

La ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, aseguró que “hoy podemos decir que 11,6 millones de chicos ven satisfechas sus necesidades gracias al trabajo de todos”. Por su parte el coordinador del área de Desarrollo Social del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Daniel Kostzer, destacó el avance de la economía y la reducción de los índices de la pobreza a partir del 2003, gracias a la reactivación del mercado interno.



En base a los números informados por el INDEC, el actual índice de pobreza es el menor desde 1994 a la fecha, cuando se ubicó en 16,1 por ciento. Los menores niveles de pobreza se registran en Ushuaia, 1,9 por ciento; Río Gallegos, 2,7; Capital Federal 3,7, y en Comodoro Rivadavia, donde la cifra es de 4,4 por ciento. Las regiones con mayor nivel de pobreza fueron las del Noreste con un promedio del 21,8 por ciento, y la del Noroeste, con el 14,7 por ciento.



La pobreza afecta al 23,5 por ciento de los ciudadanos de Corrientes, al 21 por ciento de los de Formosa y Resistencia, y al 20 por ciento de Catamarca, y Concordia. En el Gran Buenos Aires, los niveles de pobreza alcanzaron al 11,2 por ciento de los habitantes, entre los cuales 2,5 por ciento son indigentes.



En junio, mes de cierre de la medición, una pareja con dos niños de 8 y 5 años necesitaba 536 pesos para comprar la alimentación indispensable y no ser catalogados de “indigentes”. Ese mismo núcleo familiar requirió 1165 pesos para adquirir la Canasta Básica Total (CBT), que además de los alimentos incorpora viajes e indumentaria, que tuvo un alza mensual del 1,2 por ciento, y que marca el umbral por debajo de la cual se cae en la línea de la pobreza.



En el primer semestre del año, el costo de la Canasta Básica Alimentaria subió el 11,4 por ciento, y el de la CBT el 8,3, ante la estabilidad en las tarifas del transporte. En base a los datos informados por el INDEC, el índice de pobreza se colocó a fines del 2009 en 13,2 por ciento de la población, y el de indigencia en el 3,5 por ciento. (http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-153904-2010-09-27.html)



La Encuesta Permanente de Hogares del Indec dio cuenta de que el universo de personas que no llegaron a reunir ingresos habituales mensuales para comprar una canasta básica de alimentos y servicios de subsistencia se redujo en los últimos doce meses de 30 a 17,1% de la población en Jujuy, de 29,7 a 19,6% en Salta, de 31 a 23% en Santiago del Estero, de 35,4 a 26,3% en Gran Resistencia, de 32,6 a 25,9% en Posadas y de 22 a 15,6% en San Luis.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas