SEGUINOS

POSADAS

Por aumento en los caudales afluentes, Yacyretá comenzó a operar a máxima potencia

Durante el lapso transcurrido entre el 1ro al 4 de enero de 2014, y en especial durante los días 2 y 3, se produjeron intensas precipitaciones en las cuencas cercanas al embalse de Yacyretá, y en menor medida la cuenca baja del río Iguazú. Entre otros datos técnicos, el informe de la Entidad Binacional Yacyretá informó que con los datos y previsiones disponibles hasta el momento se prevé que hasta la primera mitad de la semana próxima la Central Hidroeléctrica podrá suministrar la energía máxima posible de ser producida en las actuales condiciones operativas.

El patrón de precipitaciones acumuladas se puede dividir en 3 grupos, tomando como referencia a la provincia de Misiones y la vertiente al río Paraná.
Así lo dividió la Entidad Binacional Yacyretá, según un informe: Sector Norte, con un promedio de 82 mm; Sector Centro, con un promedio de 208 mm y Sector Sur, con un promedio de 127 mm
Dichas precipitaciones produjeron un aumento en el escurrimiento de los afluentes al río Paraná situados entre el la Triple Frontera y el eje Encarnación-Posadas. La contribución hídrica máxima diaria de dicha área ha sido del orden de los 3.000 m3/s, más importante que la correspondiente al río Iguazú durante dicho período (2.300 m3/s, en Capanema). Dicha comparación permite apreciar las consecuencias del importante evento meteorológico sucedido.
Este evento meteorológico revierte momentáneamente la tendencia esperada para los próximos días, en función de la situación hidrológica de la cuenca superior.
Como consecuencia de lo anterior se produjo un aumento en los caudales afluentes al embalse de Yacyretá y de sus niveles de operación. El caudal máximo hasta el momento ha sido de 14.600 m3/s (viernes 3 de enero) y la cota máxima de 83.52 msnm (viernes 3 de enero, hidrómetro de Posadas).
El aumento de los caudales y niveles hizo posible que a partir del día 2 de enero se reprogramara la operación de la Central Hidroeléctrica, que pasó a generación a máxima potencia. A partir del 3 de enero comenzaron los vertimientos de excedentes no turbinables por el Vertedero Brazo Aña Cuá, por encima del mínimo obligatorio de 1.000 m3/s.
Los pronósticos meteorológicos de los centros de referencia prevén patrones de precipitaciones para la cuenca baja del río Iguazú durante el día de la fecha, y para los próximos días persistencia de lluvias con montos acumulados leves a moderadas.
Con los datos y previsiones disponibles hasta el momento se prevé que hasta la primera mitad de la semana próxima la Central Hidroeléctrica podrá suministrar la energía máxima posible de ser producida en las actuales condiciones operativas.
Los niveles aguas abajo de la Central Hidroeléctrica se mantienen acotados, siendo la proyección en el Puerto de Ituzaingó bastante estable, con valores entre 1.7 y 1.9 m de lectura de escala, muy lejos de las situaciones de Alerta (3.5 m). Lo mismo sucede en la localidad de Ayolas, cuyo nivel en el día de la fecha es cercano a los 1.9 m, muy lejos de la situación de Alerta (4.0 m).
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas