SEGUINOS

POLICIALES

Por falta de espacio en la UP6, alojan presos en las comisarías

Pese a que la Provincia amplió las distintas unidades penales y erigió hace pocos años la Unidad Penal 6 de Encausados, muchos delincuentes continúan alojados en las comisarías de Posadas porque las unidades penales están saturadas. El Gobierno tiene planificada la construcción de un nuevo pabellón para los procesados y una cárcel en Puerto Rico. El Semanario /6p publica en su edición Nº 46 que más de 60 delincuentes procesados por homicidios, violaciones y robos a mano armada permanecen alojados en distintas comisarías de Posadas debido a la que el Servicio Penitenciario Provincial no cuenta con espacio en la UP6, en Miguel Lanús, lugar donde están privados de su libertad las personas que aún no fueron sentadas en el banquillo de los acusados.

Se trata de la Unidad Penal más nueva, ya que fue inaugurada el 16 de abril de 2004 en reemplazo de la vetusta Alcaidía de Prevenidos que funcionaba en el barrio Villa Sarita, escenario de varios motines y enfrentamientos entre presos.



Desde la página web del Servicio Penitenciario Provincial se señala que “fue creada con el fin de la guarda y custodia de las personas privadas de su libertad y que se encuentran bajo proceso judicial, y por la conjugación de controles en áreas de vigilancia interna y externa fue clasificada como de mediana seguridad”.



La información oficial señala que “el 20 de abril de 2007 se inauguró el segundo pabellón”, lo cual permitió “alojar a los detenidos que hasta ese momento se encontraban en las distintas comisarías dependientes de la Policía de Misiones”.
Sin embargo, un alto oficial del Servicio Penitenciario Provincial confirmó que esa unidad Penal se halla con su capacidad sobrepasada y sin posibilidades de recibir más internos.



En las 12 comisarías que tienen habilitados sus calabozos están alojados actualmente 63 personas vinculadas a robos, violaciones, homicidios y algunos a disposición de la Justicia Federal acusados de infringir la Ley de Estupefacientes.



Es decir que en apenas seis años la Unidad Penal de Encausados colapsó. Mientras tanto desde el Gobierno aseguraron con datos estadísticos que el delito en Misiones bajó sustancialmente en los últimos seis años.



Una fuente del Servicio Penitenciario admitió que las unidades penales de Eldorado, Oberá, Loreto y Encausados están saturadas, mientras que todavía admiten nuevos internos las cárceles de Menores y Mujeres, ambas de Posadas.



Hace algunas semanas los policías de la Seccional Primera frustraron la fuga de cuatro presos que habían limado uno de los barrotes del ventiluz con una hoja de sierra cortametales que habría sido ingresada un fin de semana por las visitas de los reclusos.
En los últimos años hubo varias fugas en distintas comisarías de la provincia. Desde la Policía admiten que el personal no está capacitado para manejar semejante cantidad de detenidos. “Nuestra función es detener a la persona, ponerla a disposición de la Justicia y una vez que se lo procesa debe pasar a una unidad penal”, explicó un alto jefe policial.



El escaso personal en las comisarías también atenta contra un efectivo control de los calabozos principalmente en horario nocturno, lo cual derivó en el suicidio de varios presos.



El Gobierno tiene el proyecto para ampliar la Unidad de Encausados y construir una cárcel nueva en la ciudad de Puerto Rico para descomprimir la situación, pero la realidad es que las obras no tienen aún fecha de inicio.
(www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas Nº 46 versión papel)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas