SEGUINOS

POLICIALES

Por la muerte de una beba, condenaron a la tía

Una mujer fue condenada a seis meses de prisión en suspenso por la muerte de su sobrina, una desnutrida beba de un año y medio. El Tribunal Penal 2 la halló culpable del delito de “homicidio culposo”, mientras que su esposo fue absuelto. La madre de la víctima, que estuvo presa más de dos años acusada de abandono de persona seguido de muerte también fue absuelta.

La pobreza extrema golpeó con ferocidad hace casi cinco años en Concepción de la Sierra al segar la vida de una nena de un año y medio, consumida por la desnutrición y una caída que le provocó una severa fractura de cráneo. En abril de 2010, la Justicia obligó a la madre y a los tíos a revivir ese dolor en un juicio oral que terminó con dos de ellos absueltos.




“Haberlos imputado fue de una crueldad extrema”, dijo la defensora oficial Ana Amiel. Y agregó que la pequeña Karina Alejandra Goncalvez murió como consecuencia “de un accidente doméstico que también ocurre en el seno de familias con mayor poder económico, pero sólo se juzga y castiga a los pobres”.



Para Amiel, “es una vergüenza que se diga que Silvia Azamé es una madre abandónica” y afirmó que la mujer “vivió una condena anticipada”, ya que pasó casi tres años con prisión preventiva y luego fue beneficiada con una excarcelación extraordinaria, una de las primeras que se dictó en Misiones.



Desde la cuna, Silvia vivió en la pobreza en Concepción de la Sierra. En marzo de 2005, su pareja sufrió un grave accidente de tránsito y la mujer tuvo que dejar a su pequeña hija Karina al cuidado de una vecina para poder atenderlo en el Hospital. El hombre finalmente falleció y ella tuvo que volver a los yerbales a tarefear para poder mantener a sus hijos.



En junio de 2005, entregó a la beba a sus tíos, Juan Ernesto Azamé y Ramona Perla Valenzuela, ambos de 28 años, porque ella ya no podía cuidarla. Para ese entonces la desnutrición se hacía visible en el cuerpo de Karina, que además sufría raquitismo.



El 9 de setiembre, la nena cayó desde una mesa y sufrió una fractura de cráneo. Los médicos la derivaron de urgencia a Posadas y la Policía no tardó en detener a los tíos, acusándolos de malos tratos.



La investigación quedó a cargo del Juzgado de Instrucción de Apóstoles, que imputó a la madre de la niña el delito de “abandono de persona agravado por el vínculo y seguido de muerte” y le dictó la prisión preventiva. Los tíos, en tanto, quedaron procesados por homicidio preterintencional.



Este martes, el fiscal del Tribunal Penal 2, Rolando Oliva decidió no acusar a Silvia Azamé porque consideró que ésta nunca abandonó a su hija. También pidió la absolución para Juan Ernesto, porque el día de la caída fatal estaba trabajando en un yerbal de la zona.



Oliva acusó a Ramona Perla Valenzuela del delito de homicidio culposo y pidió que fuera condenada a dos años de prisión, ya que fue negligente en el cuidado de la pequeña.



La defensora de los tíos de Karina, dijo en su alegato que “Ramona se hizo cargo de una beba que tenía todo para no vivir” y le pidió a los jueces “tener en cuenta el contexto en el que vivía la pareja, en una casa sin luz ni agua, con un piso rugoso, llena de peligros para una beba que no podía mantenerse de pie por la desnutrición”. Y pidió que ambos fueran absueltos.



Finalmente, el Tribunal integrado por Juan Enrique Calvo, Roque Martín González y Alfredo Escribano absolvió a los Azamé y condenó a Valenzuela a seis meses de prisión en suspenso.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas