SEGUINOS

POSADAS

Por la muerte de una beba, juzgan a su madre y a los tíos

El Tribunal Penal 2 de Posadas sentó en el banquillo de los acusados a una pareja que está acusada de haber maltratado a su pequeña sobrina desnutrida, quien falleció a raíz de un traumatismo de cráneo. La madre de la pequeña, en tanto, está acusada de abandono de persona seguido de muerte. El hecho ocurrió hace casi cinco años en Concepción de la Sierra.

La muerte de una beba de un año y medio con una severa desnutrición y raquitismo, pero además con signos de malos tratos, llevó a su madre y a sus tíos al banquillo de los acusados. La primera, Silvia Ester Azamé, de 30 años, está imputada del delito de abandono de persona agravado por el vínculo y el resultado muerte; mientras que Juan Ernesto Azamé y Ramona Perla Valenzuela, ambos de 28 años, están acusados del delito de homicidio preterintencional.



 



El caso salió a la luz el 9 de septiembre de 2005, cuando los médicos del Hospital de Pediatría avisaron a la Seccional Tercera que una pequeña había ingresado a terapia intensiva con lesiones que hacían presumir malos tratos. La víctima, Karina Alejandra Gonzálvez, falleció una semana después como consecuencia de una fractura de cráneo.



 



La nena había nacido en un empobrecido hogar de tareferos. En marzo de 2005 su padre sufrió un grave accidente y su madre, Silvia Ester, la dejó al cuidado de una vecina para instalarse junto al lecho de su pareja, en el Hospital Central “Doctor Ramón Madariaga”.



 



Tras el fallecimiento de su padre, la beba quedó un tiempo al cuidado de su abuela y a mediados de año fue entregada a sus tíos, Juan y Ramona hasta que fue llevada al hospital de Concepción de la Sierra con graves lesiones. Los médicos advirtieron la situación y la derivaron de urgencia al Hospital de Pediatría, donde se constató que tenía una fractura de cráneo, un sinnúmero de hematomas de distinta evolución y posibles quemaduras.



 



El tío de la pequeña adujo en su momento que Karina cayó desde una mesa y que era habitual que perdiera la estabilidad debido a su deficiente cuadro nutricional.



 



Las médicas pediatras que la atendían en el Hospital de Concepción de la Sierra dijeron que no habían notado malos tratos en los controles que realizaron de la nena, aunque sí un severo cuadro de desnutrición.



 



El médico forense Juan Antonio Galuppo declaró este miércoles ante el Tribunal Penal 2 y recordó que la víctima había sido internada con fractura de cráneo y un peso apenas superior a los siete kilos. Agregó que la diversidad de golpes que presentaba en todo el cuerpo hacía presumir la existencia de malos tratos, aunque no descartó que la fractura en la cabeza haya sido como consecuencia de una caída.



 



Explicó que “cualquier golpe que reciba puede tener una magnitud mayor que cualquier otro chico con una buena nutrición”.



 



Los otros médicos que declararon durante esta nueva jornada del debate no aportaron detalles de relevancia y el viernes deberán hacerlo otros galenos.



Por este hecho, Silvia Azamé pasó varios años encarcelada, pero como el juicio se demoró más de lo previsto, fue beneficiada con una excarcelación extraordinaria.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas