SEGUINOS

POSADAS

Por malos tratos, separaron a dos chicos de su madre

Las víctimas tienen cuatro y siete años y quedaron alojadas en un hogar municipal de Oberá. Por ahora no se dispuso la detención de la mujer y su concubino, pero es investigada por el delito de lesiones graves calificadas.



Una mujer fue denunciada este jueves por malos tratos a sus dos hijos de cuatro y siete años, que por orden judicial fueron trasladados al Hogar Municipal “Mitaí” de Oberá. Además, la Fiscalía ordenó a la Policía una investigación por “lesiones graves calificadas”.


 


Los chicos aseguraron que su progenitora los maltrataba con golpes, castigos y agresiones verbales. El ataque más grave ocurrió hace un mes donde la madre casi le habría amputado el dedo índice a la nena de siete años.


 


La Comisaría de la Mujer tomó conocimiento de los hechos el pasado martes y comenzó a investigar los presuntos malos tratos. En la denuncia se señala a la madre como autora de estos hechos, y principal víctima su hija mayor, que terminó con la amputación de su dedito índice.


 


Según la investigación policial, los malos tratos, amenazas, insultos y agresiones por parte de su madre, una mujer de unos 30 años, que reside en el Barrio Villa Svea I junto a su concubino y padrastro de las criaturas, vienen de larga data.


 


En su relato la niña contó que “hace un mes atrás más o menos mi mamá me dijo que pusiera mi dedito sobre la mesa, en ese momento me cortó con un cuchillo y mi dedo quedó separado de la mano y me dijo después que si contaba algo a alguien me iba a cortar los cinco dedos o que me mataría. Ella misma me curó y no me llevó al médico” sostuvo; y agregó que “me acuerdo cuando vivíamos en el Barrio San Miguel, mi mamá me hacia acostar en el suelo y me ponía una almohada sobre mi cabeza y me pisaba, varias veces me sangró la nariz y la boca”.


 


Inmediatamente después de escuchar estos y otros relatos, la titular de la comisaría de la Mujer, la oficial auxiliar Claudia Franco, elevó un informe a la defensora oficial Krieger, quein a su vez dio intervención al juez Civil y Comercial Jorge Villalba, quien dispuso preventivamente el quite de la patria potestad a la madre, enviando a los pequeños al Hogar Municipal “Mitad”, en Villa Martos.


 


Por otra parte ordenó a la Comisaría jurisdiccional inicie una investigación y de surgir datos concretos proceda a la inmediata detención de la mujer.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas