SEGUINOS

PROVINCIALES

Preso murió por inhalar el humo del colchón que había encendido como protesta

image_pdfimage_print

Se trata de Pedro Cáceres quien falleció en la mañana de este lunes en el Hospital Madariaga donde se hallaba internado desde el día 24, a consecuencia de las heridas sufridas al prender fuego al colchón de la celda individual en la que cumplía una sanción interna por agresiones. Fuentes oficiales confirmaron que iniciarán sumario a los agentes que se encontraban de guardia en ese sector, ya que si bien el interno tiene una hora a la mañana y otra a la tarde para salir de la celda en un momento de recreación y eventualmente fumar, no pueden disponer en la celda de un encendedor.

Se cree que algún otro interno que circulaba por la Unidad Penal de Loreto -que de esa Unidad se trata- le pudo haber alcanzado algún elemento para que prendiera el colchón. Quería protestar por el confinamiento, cuando había cumplido ya con 7 de los 10 días del castigo.

Cáceres cumplía una condena por robo calificado. Y había agredido a otros internos por lo que fue confinado a la celda individual, según la sanción que contempla el reglamento interno que rige en los penales, según confiaron las fuentes consultadas.

El Juzgado de Instrucción con jurisdicción en el área tiene a su cargo el caso e igualmente tomó intervención la Comisión Provincial de Prevención contra la Tortura.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *