SEGUINOS

POSADAS

Primera consecuencia trágica: un chico muerto en enfrentamiento entre patoteros

Gabriel Olivera (14) fue muerto con arma blanca en el enfrentamiento entre bandas de patoteros que han hecho del barrio A-4 zona liberada luego que los policías en rebeldía dejaran de prestar custodia, no obstante los reclamos y alarma de los vecinos. Ahora custodian el vecindario efectivos de Gendarmería Nacional. Olivera fue encontrado en la madrugada de este sábado a las 3:30 mortalmente herido, tirado en una esquina del barrio A-4 y fue llevado de urgencia al Hospital Madariaga pero ya era demasiado tarde, dejó de existir poco después.

Los vecinos habían alertado por un posible desenlace de esta naturaleza, luego que estas mismas bandas, una de ellas proveniente de “Lomas”, atacaran e incendiaran dos casas y los Bomberos desoyeran el pedido de auxilio diciendo que “no trabajaban” porque se habían plegado al acuartelamiento del Comando radioeléctrico. La indignación de los pobladores fue tal que cuando llegó la ambulancia y un móvil policial los recibieron a pedradas.



Días después del episodio y vista la ausencia policial, cuando no su inacción, los vecinos pidieron la custodia de Gendarmería Nacional.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas