SEGUINOS

POSADAS

Procesaron a anciano que confesó un homicidio

Pompilio Mendoza (79) fue procesado por el delito de homicidio simple luego que confesara ante la Justicia que mató y enterró a un amigo, cansado que éste le pidiera dinero y mercaderías. El hecho ocurrió el 9 de mayo pasado y salió a la luz varios días después, cuando el anciano le contó lo sucedido a su hijo y éste avisó a la Policía.

Mendoza, que residía en el barrio San José Obrero de Wanda, permanecerá alojado en la Unidad Penitenciaria III pese a que por su edad podría recibir el beneficio de la prisión domiciliaria.



El hombre relató ante el juez de Instrucción José Pablo Rivero que golpeó a la víctima, Eduardo Proenza (57) con un tirante de madera luego que éste llegara a su casa y le pidiera dinero. El anciano dijo que su negativa hizo que se generara una discusión entre ambos que derivó en el feroz ataque a Proenza.



Tras matar a golpes a su amigo, Mendoza arrastró el cuerpo hasta el patio posterior de su casa, donde lo arrojó en un pozo de unos tres metros que unos meses antes había cavado para tratar de hallar agua.



El imputado decidió contarle lo sucedido a su hijo, sin sospechar que éste relataría todo a la Policía. Tras realizar un allanamiento en la vivienda y excavar en el pozo, los investigadores hallaron el cadáver de la víctima.



El juez Rivero procesó a Mendoza por el delito de homicidio simple, que prevé penas de entre ocho y 25 años de prisión.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas