SEGUINOS

POSADAS

Procesaron por “evasión fiscal” a propietaria de una firma constructora

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Posadas decretó el procesamiento sin prisión preventiva de la titular de una firma dedicada a la instalación para edificios y obras de ingeniería civil, terminación y revestimientos de paredes y pisos y reparación de edificios; por considerarla “prima facie” responsable del delito de “Evasión Simple”, previsto y reprimido en el artículo 1 de la Ley 24.769, en relación al Impuesto al Valor Agregado periodos fiscales 05/04 a 12/04 por un monto evadido de alrededor de 102.000 pesos en calidad de “autora” ,trabando embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 110.000 pesos.

Esta causa se inició en agosto del 2006, producto de una verificación realizada por la Agencia Sede Posadas, en la cuál se detectó que la contribuyente había omitido presentar las declaraciones juradas, teniendo todos los elementos para hacerlo, “lo que importó la omisión dolosa en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, conforme lo establece la Ley Penal Tributaria”.
 
La AFIP-DGI de Posadas radicó la denuncia y en el marco de la causa se citaron a los funcionarios del Fisco quienes manifestaron que los sistemas del organismo permiten cruzar la información suministrada por terceros respecto a lo declarado por el contribuyente. Posteriormente se citó a la contribuyente a prestar declaración indagatoria, aduciendo la imputada la responsabilidad de su contadora quien realizaba todos los trámites relacionados con su actividad.



El 18 de septiembre de 2007 la contribuyente se presentó en concurso preventivo y manifestó su intención de acogerse a los beneficios de la ley 26.476. Sin perjuicio de ello, el Juez Federal dispuso el 17 de septiembre de 2010, decretar el procesamiento de la misma, “toda vez que existen elementos suficientes para tener por acreditado que el mismo se ha cometido con cabal conocimiento y premeditación”, señalando que la causa penal únicamente puede suspenderse cuando se perfeccione el acogimiento y en tanto se cumplan los requisitos formales que establece el art. 3 de la ley 26.476 y RG 2650/2009.



En este sentido, consideraron que la conducta investigada permite la persecución penal “y no refiere a la falta de pago de los impuestos debidos sino la declaración jurada engañosa por parte del contribuyente o su omisión dolosa, toda vez que con ello se pretende engañar y perjudicar al Fisco Nacional”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas