SEGUINOS

POSADAS

Programa Late: brindaron charla de percusión corporal a más de cien personas

Con los sonidos y sensaciones del 1° Festival Internacional de canto y percusión aún repicando, Federico Lautaro Lucia, padrino del Festival e integrante de El Choque Urbano, la agrupación de teatro rítmico más importante del país, contó su experiencia en el mundo de la música luego de ofrecer un taller a los presentes.

Luego de un fin de semana a puro latidos y en el que el Teatro Lírico tembló con las actividades que conformaron el 1° Festival Internacional de Canto y Percusión, organizado por el Programa LATE del Parque del Conocimiento, tuvimos una charla con Federico Lautaro Lucia, quien además de apadrinar el Festival, dictó un seminario-taller de percusión corporal, que con más de medio centenar de participantes, dio la pauta que la percusión con elementos no tradicionales es un arte que comienza a ser muy valorado en nuestro medio.

Federico se define como un hiperquinético por naturaleza, ya de chico tocaba el bombo leguero en reuniones dominicales como una herencia familiar: su abuelo es percusionista y él fue quien lo introdujo en este que fue su primer amor. El sonido del cuero, la madera y la cercanía con el latir del corazón dice que lo hizo sentirse muy cómodo desde pequeño. Después tuvo un período como autodidacta hasta que comenzó a estudiar formalmente Dirección Orquestal en la ciudad de La Plata, y se recibió como baterista en una escuela de música de jazz. Se formó además con grandes maestros como Mariano Cantero, Pepi Tabeira, Pipi Piazzola, Daniel Mele y Potolo Abrego, entre otros.

El punto de inflexión en su vida musical lo encontró en el 2006 cuando hizo una audición para El Choque Urbano, donde fue elegido entre 370 personas para integrar el grupo e ir de gira primero por toda Argentina y después por Europa y Asia. Al ser un grupo interdisciplinario, debió estudiar además teatro y danza que sumó a su formación como percusionista. Nos confesó Federico: “las primeras veces (…) con el grupo estaba muy verde y no sabía cómo resguardarme porque toda mi vida estuve sentado atrás de una batería y era otra cosa; de repente estaba al frente de un escenario con los ojos pintados, con otro vestuario, y comprometía mucho más histrionismo de mi lado a la hora de actuar”.

Hoy Federico se encuentra trabajando incansable y apasionadamente en distintos rubros: desde un programa televisivo llamado En qué mano está, emitido por Telefe, pasando por su labor como docente además de otros proyectos musicales que incluyen grupos, bandas y orquestas. Consultado sobre el seminario de percusión donde enseñó música a través del cuerpo, nos contó que “no hace falta tener un costoso instrumento para hacer música, sino que lo tenemos todo acá (apuntándose a sí mismo), discriminando los timbres, los sonidos y el compás que tiene el cuerpo, organizándolos, podemos hacer música con él, entender lo que pasa dentro un cuerpo.” De esta manera, el maestro les pasó ejercicios y conceptos fundamentales que “los sabe desde un pianista a un trompetista hasta un baterista, sin duda el que viene a un seminario o a una clase se lleva herramientas fundamentales para seguir profundizando lo que es la percusión o la música.” Y luego agregó: “Por ese lado me citaron Matías Almirón y Ana Beltrán y me pareció genial la idea, porque la idea está en auge, no es muy conocida, pero otorga muchos beneficios también para la salud, así que también quiero hacerla conocer, esto de trabajar en espejo, de laburar la coordinación, es un poco como una gimnasia cerebral y aprenden desde lo lúdico, por lo que los chicos se re mil copan”.

Un cierre a todo ritmo

Luego de dos jornadas de capacitación, el Teatro Lírico fue una gran caja de resonancia para que los diferentes ensambles y agrupaciones de canto y percusión muestren su arte. Así, además del Staff de Late, los anfitriones, y Federico Lucia, el Padrino, pasaron por el escenario Seiryuu Daiko ("La Fuerza del Agua"), de la Asociación Japonesa de Posadas, (tanto en sus agrupaciones de niños como de adultos) que deslumbró con sus tambores taiko, el Coro de Iniciación del Parque del Conocimiento, el Coro del Instituto Combate Mbororé,  Alberto Murillo, “el tambor patagónico”,  Ariscos Malambo, de Chaco, el Ensamble de Percusión del Colegio Del Carmen, Da Capo, de Paraguay, el Coro de Niños del Parque del Conocimiento, Vape Afropercusión, el Coro Juvenil del Parque del Conocimiento y un cierre con todas las agrupaciones en un ensamble que hizo vibrar al teatro que se encontraba colmado de público.

Durante el evento, se manifestaron a la distancia y mediante mensajes audiovisuales, distintas figuras destacadas del canto y la percusión, como el Maestro Aris Argiris (Barítono Griego), Maestro Carlos Vieu (Director de Orquesta), Eduviges Picone (Teatro Colón), Maestro Ariel Alonso (Director coral Argentina/Francia), César Bustamante (Coro de Niños del  Colón), Agustín Aun (Músico UNLP), Eugenia Schvartzman (Coordinadora “Vamos al Colón”), Elena Canepa (Directora asistente del Coro de Niños del Teatro Colón).

Ana Bertrán y Matías Almirón, directores del Programa LATE, destacaron la colaboración de empresas como e-natal, Tahona, Cheeky, Tras los Pasos, Diana Acosta, Dorrego, Multi Express, Reno Misiones, y Neumáticos Posadas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas