SEGUINOS

POSADAS

Proponen pensión vitalicia a tareferos víctimas de tragedias de Aurora y Salto Encantado

En la sesión del jueves de la Legislatura, obtuvo tratamiento preferencial, un Proyecto de Ley que propone una pensión graciable de asistencia a las víctimas de las denominadas “tragedias de Colonia Aurora y Salto Encantado” -dos accidentes de tránsito- que le costaron la vida a varios tareferos mientras eran transportados de manera absolutamente irregular.

Este 17 de junio se cumplieron cuatro años del siniestro ocurrido en el 2013, en la ruta provincial 220, acceso al Parque Provincial de Salto Encantado, municipio de Aristóbulo del Valle.

“Creemos que después de cuatro años de ese lamentable suceso, es una cuestión de justicia que desde la Cámara de Diputados sancionemos esta Ley que les otorgue un subsidio vitalicio a los familiares de los trabajadores que perdieron la vida camino a la tarefa; que sus familias tengan un mínimo de estabilidad y un justo reconocimiento de la provincia de Misiones", expresó el diputa Héctor Bárbaro, impulsor de la iniciativa.

El objetivo de la pensión es brindar contención económica y social a las víctimas sobrevivientes y al grupo familiar de las víctimas fatales de esos dos accidentes, de manera mensual y equivalente a un salario mínimo, vital y móvil.

La propuesta de la ley indica que pueden solicitar el beneficio en representación de cada víctima fatal, los padres, el conviviente legal o de hecho, o el familiar más cercano. Y especifica que el beneficio es “individual cuando en el seno familiar exista más de una víctima”.

En los fundamentos, la iniciativa recuerda que el 2 de octubre de 2000, 33 tareferos de las Colonias San Miguel y 100 Hectáreas, protagonizaron el accidente que le costó la vida a cuatro trabajadores, mientras que otros padecen secuelas de por vida.

El camión los transportaba -en condiciones de absoluta precariedad- hacia una plantación de Colonia Alicia, en Aurora "por desperfectos técnicos terminó su recorrido a un costado de la ruta, arrojando durante el vuelco a todos los ocupantes de la carrocería donde viajaban sin medidas de seguridad, hombres, mujeres y niños”, y causó las muertes de Julio Benítez, Guillermo Rodríguez, Ramón Ayala, y José De Olivera.

Este hecho produjo un intenso debate sobre las condiciones inhumanas en las que eran trasladados los trabajadores, pero un siniestro trágico de similares características ocurrió años más tarde, en las proximidades del acceso al Parque Provincial Salto Encantado.
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas