SEGUINOS

POSADAS

Quedó claro que en la Jefatura de Policía funcionó un centro clandestino de detención

Lo señalaba la titular del Ministerio Público Vivian Barboza indicando que por esa razón pidió las máximas condenas para el entonces jefe de Policía, el teniente coronel Herrero “traído especialmente por el Ejército a Misiones para hacerse cargo de la Policía y el comisario mayor Giménez, que fue jefe de la Dirección de Investigaciones, por ser ambos autores mediatos de numerosos hechos” de lesa humanidad. También penas de prisión para los otros imputados si bien menores “porque tenían menor jerarquía”.

Por lo demás, en declaraciones a /c6, la fiscal dijo que no iba a permitir que fuera amedrentados ni ella ni los demás miembros del ministerio público por familiares de los acusados, como ocurrió en la mañana de este lunes por el hermano de uno de ellos. “nosotros no tenemos cuestiones personales con los acusados, cumplimos un rol que nos asigna la justicia. En mi caso es la Nación la que me ha designado para actuar como fiscal. Podemos entender que haya en familiares sentimientos encontrados, pero no vamos a permitir que se nos amedrente”, indicó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas