SEGUINOS

EDITORIAL

Quienes hacen el país a diario ofertan salidas ante una crisis que no cede

La crisis no cede y multiplica preocupaciones. El clima enrarecido que se vive en el país aleja la serenidad y la escena nacional aparenta un show en el que una presunta lucha contra la corrupción por parte de una justicia cuando menos opaca domina medios y redes. Pero ésa es sola la punta del iceberg. Porque debajo de las aguas agitadas hay una realidad que a diario castiga impiadosa a los sectores más vulnerables de la sociedad y quita sustento a los sectores medios y medios altos. Porque a la parte de los trabajadores y los emprendedores, las pequeñas y medianas empresas sienten los cimbronazos de una política macroeconómica que parece tener por único fin achicar el país y con ello su economía excluyendo a grandes sectores. Ya en la aciaga década de los ’90, la Argentina aprendió a hablar de incluidos y excluidos. Una histórica tapa de uno de los diarios de Buenos Aires llegó a titular: “sobran 2 millones de argentinos”.

 

 

Y eso preocupa el presente y la memoria. Y lo más llamativo es que todos los sectores de la economía quisieran ver que la situación se revierte, que hay posibilidades que las políticas cambien. Con algo que, además, es muy distintivo de los argentinos y en especial de los misioneros: proponer soluciones, salidas con lo que se tiene para ir por más y para sumar inclusiones. Misiones es una de las provincias con más movilidad social. Lo ha sido históricamente. Y podría decirse que se empeña por persistir en la buena senda.

No es ocioso que se haya realizado el tercer Foro de las Pymes Constructoras. Una buena idea que siguen felicitando sus pares. Un evento en el que se  escucharon reflexiones del presidente de la  Confederación de PyMEs Constructoras, Daniel Mafud. Quien dudó de las estadísticas que hablan de 420 mil trabajadores formales en el sector, vista la pobreza en crecimiento que se observa en todo el país. Porque la caída del empleo formal está en el orden de los 300 mil puestos de trabajo. Observó que en el primer año un gobierno hace promesas y genera expectativas, en el segundo año “se duda un poco que se concreten” y en el tercer año crece la alarma cuando el Observatorio Social de la Universidad Católica dice que 1 millón 500 mil personas caerán bajo la línea de pobreza.

Su exposición, de todos modos, no fue meramente descritptiva, de diagnóstico ni meramente crítica. Antes bien llamó la atención sobre el uso de los recursos porque admitió que las grandes obras de infraestructura son necesarias pero apenas suponen un 10% de esa inversión en la generación de empleo, mientras que las obras de arquitectura y desarrollo urbano lo hacen en un 50-60 por ciento. Cuál es la propuesta: ralentizar las grandes obras (no detenerlas) y en ese nuevo promover las obras de vivienda, mediante un nuevo sistema de participación público privada.

Solo el 30 % del presupuesto nacional se destina a las obras de infraestructura social, señalan en Foro de Pymes Constructoras

Dio cifras del 75 a esta parte mediante el Fondo Nacional de las Viviendas se construyeron 34 mil viviendas por año, y el país necesita al menos de 100 mil anuales. Propicia entonces que en lugar de subsidiar la oferta, se subsidie la demanda, con créditos accesibles y mediante sistemas de hipoteca. De modo de llegar con la vivienda de interés social a las personas de menores recursos y atender también los requerimientos de personas con mejores ingresos.

Comenta que la propuesta de la Confederación fue bien recibida por las autoridades nacionales de la vivienda, pero no pasó de allí. Y ellos entienden que las soluciones son hoy urgentes, porque la situación del país lo demanda y la del sector.

En ese mismo foro, el titular del Instituto Provincial de la Vivienda de Misiones, Santiago Ros, dijo que el año próximo el aporte de la Nación sería nulo y la Provincia tendría que mantener la obra como virtualmente lo ha venido haciendo cada vez más con sus recursos.

“El Gobierno nacional se quedó sin Presupuesto para obras que generan trabajo”

El 15 de septiembre próximo se trataría el Presupuesto de la Nación 2019 acaso fuera una fecha para impulsar cambios que federalicen decisiones.

En Foro de las Pymes Constructoras, Misiones, Corrientes y Chaco pidieron frenar la crisis en el sector

Descargar Semanario Seis Páginas