SEGUINOS

POSADAS

Ratifican creación de escuelas secundarias como política de Estado

El gobernador Maurice Closs ratificó que “hay que seguir creando escuelas secundarias. Esto forma parte del centro de nuestra política de Estado. Llevamos a cada pueblo de la Provincia de Misiones una escuela secundaria. No podía ser que haya municipios que tengan sus Intendentes, que elijan a sus autoridades y que los chicos, terminada la escuela primaria, tengan que transitar por la difícil disyuntiva de quedarse en el pueblo y dejar de estudiar; o irse al pueblo vecino, al pueblo de al lado, al pueblo más grande, a estudiar la escuela secundaria. En la mayoría de los casos eso hacía que los chicos no vuelvan a sus pueblos. Por eso creamos en cada pueblo de la Provincia de Misiones una escuela secundaria; por eso el desafío es acercar la oferta de educación”, afirmó al hacer uso de la palabra en el acto celebratorio del medio siglo de existencia del Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya”, en la noche del viernes.

Closs asistió al acto acompañado por el obispo de Posadas, Juan Rubén Martínez; la rectora del Isarm, María Eva Lezcano; el ministro de Gobierno, Jorge Franco y el director provincial de Rentas, Miguel Thomas, entre otros funcionarios.
           
En la oportunidad, luego de los discursos, se descubrió una placa de reconocimiento al Gobierno provincial por su acompañamiento durante los 50 años de vida del Montoya, y se entregaron presentes conmemorativos.
           
Al hacer uso de la palabra, el Gobernador sostuvo que “cada uno de nosotros forma parte, seguramente, de algún grado de esta historia. En mi caso, no por haber cursado ni ser egresado de aquí, pero sí por haber recibido  de nuestros profesores todo esto a lo que se fue haciendo referencia a lo largo de los distintos discursos. Los misioneros fuimos formados en base a esta escuela, a estos principios fundacionales aquí, y cada uno de nosotros que cursó, que ha sido educado en la Provincia de Misiones, tiene algo del Montoya. Eso es lo que bien decía el profesor, que no solamente eran los conocimientos sino también la formación en los valores cristianos, la fraternidad, la igualdad, la amistad; los valores que han formado a quienes tuvieron la responsabilidad de formarnos a nosotros. Recién hablábamos con la doctora y el Obispo, y reflexionábamos de lo que se vivía en la Provincia de Misiones hace 50 años. Yo les comentaba que en estos días anduve mucho por la Provincia celebrando cincuentenarios.



“Uno de los cincuentenarios justamente fue de mi escuela, de la Escuela donde hice el colegio secundario, la Escuela Normal de Aristóbulo del Valle. Pero no solamente ésa, sino a lo largo y a lo ancho de Misiones festejando cincuentenarios. Hace 50 años que la comunidad misionera, los gobernantes, el Obispo de aquel tiempo, todos, pusieron al tope de la agenda  a la educación y también la educación secundaria. Esto surgió entonces como una respuesta  a la demanda de la sociedad en ese momento; había que formar profesores, y ahí nace  la idea y el proyecto y se forma entonces el Montoya. En rigor de verdad, creo que nosotros debemos mirar para atrás, pero simplemente para ver que somos parte de esta historia y que debemos en cada momento reflexionar qué rol nos toca y cómo podemos contribuir de una manera, por lo menos parecida a la que contribuyeron aquellos en aquellas etapas fundacionales del Montoya y de la educación en la Provincia de Misiones”, señaló Closs.



 



“Nosotros coincidimos: hay que seguir creando escuelas secundarias. Esto forma parte del centro de nuestra política de Estado. Llevamos a cada pueblo de la Provincia de Misiones una escuela secundaria. No podía ser que haya municipios que tengan sus Intendentes, que elijan a sus autoridades y que los chicos, terminada la escuela primaria, tengan que transitar por la difícil disyuntiva  de quedarse en el pueblo y dejar de estudiar; o irse al pueblo vecino, al pueblo de al lado, al pueblo más grande, a estudiar la escuela secundaria. En la mayoría de los casos eso hacía que los chicos no vuelvan a sus pueblos. Por eso creamos en cada pueblo de la Provincia de Misiones una escuela secundaria; por eso el desafío es acercar la oferta de educación”, enfatizó el mandatario.
           
“Le contaba recién al Obispo que, en algunos lugares de la Provincia de cada diez chicos que ingresaban a la escuela primaria, solamente uno terminaba la escuela secundaria. Obviamente que si un hijo de un agricultor, de una trabajador rural en algún lugar alejado de la Provincia de Misiones, termina la escuela primaria y tiene que irse al pueblo; el padre saca la cuenta y tiene que pagar el alquiler de la pensión, comer y comprar los útiles para ir a estudiar, la ropa, y necesita 400 ó 500 pesos, el precio que fuere. Ese chico entonces, como no tiene esos recursos, se queda en la chacra quizás generando ingresos, pero abandona el proceso de la educación. Lo indispensable es la formación secundaria; digo esto porque hay que saber que el 70 por ciento de los pobres que tiene la Provincia de Misiones, una Provincia que tiene y va a seguir teniendo problemas de pobreza, como todo el Norte argentino, tiene un denominador común, que es no haber concluido la escuela secundaria.



“Por eso nosotros, como Gobierno, vamos hacer esta apuesta de seguir creando escuelas secundarias, sabiendo que ustedes van a hacer la apuesta de seguir formando docentes, a los profesores y van a enseñar en esas escuelas”, agregó.
“Además, como Gobierno de la Provincia de Misiones, también apostamos a que si en algún momento – no importa cuándo, si en el Bicentenario o cuando fuera –  se recuerde este tiempo como el tiempo fundacional de la Universidad Católica de las Misiones. Estamos convencidos de este desafío. Acompañamos esta idea de que sea una Universidad que se especialice en las Ciencia de la Salud, y juntos estamos ya llevando adelante la construcción de las obras civiles, decisión que hay que tomar porque vienen y llevan adelante las inversiones.




“No podemos esperar si me animo o no me animo, no podemos esperar a que nos autoricen a hacer una Universidad para después hacer las obras. Juntos, administrando bien los recursos, siendo austeros, con el Obispo, con toda la comunidad educativa estamos llevando adelante esa obra. Con la contribución de este tiempo, del que nos tocó ser actores principales, del Bicentenario de la Patria, a ustedes del cincuentenario del Montoya, convencidos de que, si seguimos trabajando así, con este esfuerzo compartido, entendiendo de que Iglesia y Estado tienen muchas cosas que trabajar en conjunto, y que la educación es uno de los elementos que más nos une; juntos –entonces- seguiremos trabajando Iglesia y Estado para que la Provincia de Misiones, con instituciones señeras como el Montoya, siga creciendo más y creciendo en paz”, dijo finalmente el Gobernador.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas