SEGUINOS

POSADAS

Realizaron más de 200 reparaciones de alumbrado público en los últimos días por ataques vandálicos

El vandalismo es uno de los peores enemigos del servicio de alumbrado público, según comprueban diariamente las cuadrillas de la empresa Electricidad de Misiones. Para muestra, los técnicos recordaron que hace menos de tres meses se procedió al cambio total de luminarias y mantenimiento completo del sistema de alumbrado de la plaza Sarmiento, en Villa Cabello, pero el arreglo duró apenas semanas ya que actualmente volvió a estar a oscuras y con lamentables muestras de la violencia con la que actúan determinados grupos.

“Hay quienes se dedican a romper con piedras o palos todos los artefactos eléctricos que colocamos, hecho que perjudica enormemente a los vecinos”, refirió uno de los encargados del área. El vandalismo, junto con el robo de cables para la venta posterior del cobre que contienen, también genera un gasto permanente en reposición de luminarias, y un retraso en el cronograma de mantenimiento establecido, ya que ante cada hecho grave, la empresa debe privilegiar la iluminación de aquellos espacios públicos que afectan a un mayor número de vecinos, en detrimento de los reclamos más individuales.


La empresa Electricidad de Misiones realizó más de 200 reparaciones de alumbrado público en los últimos días, con tareas de mantenimiento programado en distintos barrios de la capital provincial. Entre otros, se cambiaron 39 luminarias en la avenida Uruguay y otras tantas sobre la avenida Quaranta, desde la Rotonda hasta la entrada al Aeropuerto.


Además, se realizó el cambio y mantenimiento de alumbrado público dentro de las cuatro avenidas, y se procedió al cambio total de alumbrado en la plaza del barrio Terrazas, de Itaembé Miní, que también habían sufrido efectos del vandalismo.


Paralelamente a estos frentes de trabajo, el sector de alumbrado público de EMSA procedió al cambio de 33 luminarias y otras reparaciones en el km. 9,5 de la Ruta 12. 


Otros barrios visitados


En los últimos días, también se cambiaron 8 farolas en espacios de uso común en la chacra 32-33 (en varios de los sectores se detectó la destrucción vandálica o el robo de los artefactos), y otras siete luminarias en la chacra 151 de Villa Cabello.  


En tanto se encuentra en proceso un trabajo de mantenimiento completo en el barrio A 3-1 Fátima, a pedido de la delegación municipal de Villa Lanús.


En este importante conglomerado, hay más de cien luminarias completamente destruidas por la acción vandálica, por lo que se inició la reposición en los sectores más afectados, como los aledaños a la escuela, la comisaría y el centro de salud.


El trabajo continuará progresivamente, en tanto desde EMSA solicitaron a los vecinos la colaboración en el cuidado de los materiales repuestos y la denuncia en caso de accionar vandálico.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas