SEGUINOS

POSADAS

Rector de la Unam reconoce alta deserción estudiantil pero niega deficiencia alimentaria

El rector de la Universidad Nacional de Misiones, Javier Gortari, destacó que quienes llegan a la Universidad son un grupo de privilegiados, tanto los que estudiaron en la Universidad pública como los que están estudiando ahora. “Quiero decir que pudieron sortear un montón de obstáculos. En Misiones hay miles de chicos que no terminan sus estudios, por diferentes razones siendo la económica la de primer grado”, observó. En declaraciones a /c6 dijo que una de las gestiones que hace la Unam, desde hace 39 años, es atender las cuestiones materiales de los estudiantes con becas de pasajes, comedor, albergue, de salud, de guardería. “La parte material es muy importante, casi al 90 por ciento de nuestros estudiantes, pero no creo que estén desnutridos, no me parece que ese sea el concepto. Sí sé que tienen serias dificultades para tomar un colectivo, ir a la Facultad, o para comprar materiales de estudios”, afirmó.

Gortari remarcó que desde la Universidad procuran, a través del presupuesto, vía becas asistir a esos alumnos de escasos recursos.



“Unos 2 mil chicos están comiendo por día en el Comedor Universitario. De una población del orden de los 20 mil estudiantes, el 10 por ciento asiste al comedor público”, enfatizó.


La aclaración se realiza a propósito de declaraciones vertidas por un funcionario del área de Deportes de esa Casa de Altos Estudios quien daba cuenta de la deficiencia en la alimentación de los estudiantes universitarios.



Seguidamente comentó que en términos de albergue no pueden dar amplia cobertura porque no tienen capacidad edilicia “pero estamos con 500 albergados. Son números importantes y a medida que podamos aumentar nuestra capacidad, tanto en becas de comedor como en becas de albergue creo que vamos a mejorar la permanecia de estos estudiantes en la Universidad, que sí coincido que hay una deserción importante sobre todo en los primeros años”.



En primer año el abandono de los alumnos se ubica en el orden del 50 por ciento. “De los 5 mil que ingresan, en el principio del segundo cuatrimestre la mitad ya se fue. Eso es un despropósito social. Lograron sortear los problemas para terminar los estudios, en un año luego se van de la Universidad”, aseveró.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas