SEGUINOS

POSADAS

Reducir impuestos y bajar el costo laboral, antes de fin de año; ya se encendieron luces amarillas en las Provincias

Estas son las dos medidas centrales que el gobierno del presidente Mauricio Macri está preparando para adoptar antes de fin de año “para atraer a las inversiones, como el azúcar a las moscas”, ejemplifica el diputado provincial Hugo Escalada en los Diálogos que mantiene con el periodista Jorge Kurrle, director de C6Digital, en el espacio denominado Fuente Reservada.

Y advierte que si “hay algunas personas que consideran estas reflexiones como apocalípticas les digo que sólo estoy leyendo lo que sucede. De hecho son las mismas ideas que he venido exponiendo antes en un programa radial durante 9 años”.

Hizo notar que en diciembre vence la vigencia del Impuesto al Cheque y el Congreso de la Nación deben considerar si lo mantiene o no.  “El Gobierno de la Nación quiere eliminar impuestos para bajar la llamada ‘presión impositiva’ pero si lo hace deberá decirle a las Provincias cómo reemplazará esos recursos. (El Impuesto al Cheque es coparticipable) Al mismo tiempo quiere que las Provincias reduzcan su agsto que, mayoritariamente, está referido a personal. Y ¿cómo lo van a hacer?. Echando gente o congelando los salarios”.

Y en el ámbito de salarios la idea de “bajar el costo argentino, considerado muy elevado para los inversores externos también tendría que venir por el congelamiento, no moverlos, no aumentar mientras todo lo demás aumenta”.

Luces amarillas

Ahora bien esas medidas llevan a un “achicamiento de la economía pero, al mismo tiempo, el país se ha endeudado y como ocurre en una familia si se toman préstamos con cuotas que superan los ingresos, se van reduciendo gastos. Y si se mantienen las políticas actuales, si el Gobierno no da un viraje, como ocurre con un edificio cuando la losa se hace muy pesada, comienzan a quebrarse las columnas más débiles de las que la sostienen. Y en el caso del país, las más débiles son las Provincias. Que son más débiles que la Nación”.

Comenta que la Provincia de Buenos Aires por su alto endeudamiento está ubicada en el puesto 20 de los países más endeudados del mundo. Y parece casi un hecho el que la Suprema Corte de Justicia responda favorablemente a su reclamo por el Fondo del Conurbano Bonaerense. Decisión que a Misiones le va a significar una reducción de 3.000 millones de pesos en sus ingresos.

Advierte entonces “hay Provincias en las que se han encendido las luces amarillas. Su capacidad de endeudamiento está saturada, el agua les llega al cuello. Y están al borde de emitir moneda de nuevo. Frente a esta situación la Nación tendrá que socorrerlas o ir a un mayor endeudamiento y a una crisis”.

Indicó que “en el mundo ya vimos las crisis financieras. Que siempre han sido inducidas. Hoy tienen excedentes y los prestan pero en un momento dado exigen la devolución y crean la crisis. Como los endeudados no pueden afrontar los pagos, van por los pasivos: privatización de YPF, concesión de Vaca Muerta”.

Consignó que más allá de “que guste o no gusten los gobiernos anteriores, Argentina y Misiones vivieron importantes procesos de desendeudamiento que le permitieron a Macri endeudar al país y a Misiones no tomar deuda”.

Presupuesto interesante

Por otra parte, Escalada consideró interesante el Presupuesto 2018 de la Provincia “porque ha previsto mayores inversiones en los sectores más sensibles: salud, educación”.

Ahora bien, la política económica nacional ya ha impactado en las Provincias y en sus presupuestos, induciendo la licuación: el año pasado se comenzó con una austeridad del 15% y este año se terminará con una ejecución entre el 65 y el 70% de lo presupuestado”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas