SEGUINOS

POSADAS

Reeditan primer “incunable” rioplatense impreso en Loreto y escrito en guaraní

Para conmemorar el Bicentenario de la Revolución de Mayo, el Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades propuso a las Bolsas de Comercio de Buenos Aires y a la de Rosario, que tan magno festejo debía estar reflejado en un hecho que pusiera de relieve los orígenes culturales de la Argentina, por ello resolvieron reeditar por primera vez en forma facsimilar el libro “De la Diferencia entre lo Temporal y Eterno”, del padre Juan Eusebio Nierember, editado en las Misiones Jesuíticas de Loreto en 1705 y considerado el primer “incunable” rioplatense, con la particularidad de que está escrito en guaraní. El propósito de estas tres instituciones no es su venta sino la entrega gratuita a Universidades, Bibliotecas, Museos y Centros de Estudios nacionales y extranjeros.

Según explicó a AICA el presidente de IBNA, Diego Lo Tártaro, este famoso libro, que originalmente fuera editado en Madrid en 1640, fue luego traducido a varios idiomas, hasta que los padres jesuitas Joseph Serrano como traductor y el padre Juan Bautista Neumann como tipógrafo realizan su impresión en idioma guaraní.
 
Con excepción del papel que es genovés, el resto de los elementos utilizados: tipos, tinta y prensa, fueron hechos en las Misiones, motivo éste que la transforma en la primera imprenta de origen americano.
 
El libro está conformado de una portada, 472 páginas en guaraní, 12 páginas en español, que hacen un total de 485 páginas escritas, 42 grabados y 3 páginas en blanco.
 
La edición de homenaje al Bicentenario trae incorporado un CD con el libro de Amberes escrito en español de 1684 del cual el padre Serrano tomó para traducir al guaraní.
 
Aquí corresponde advertir y destacar la capacidad y el conocimiento que tenía el padre Serrano como filólogo, al traducir del español al guaraní conceptos abstractos que atañen al espíritu, el alma y lo divino, para hacerlos comprensibles a los pueblos guaraníes.
 
La presente edición que contiene los dos ejemplares, uno impreso y el otro digitalizado, permitirá cotejar ambos textos, que son contemporáneos, y consecuentemente hacer un estudio más acabado y ajustado del guaraní original. También se podrán comparar los grabados y ello permitirá determinar cuáles se copiaron en forma idéntica, cuáles fueron modificados y cuáles fueron inspiración de los grabadores guaraníes.
 
De este libro, que es el primer “incunable” argentino, solo quedan conocidos dos ejemplares completos y solo páginas sueltas en la Biblioteca de la Compañía de Jesús en Roma que no llegan a las 100 páginas, y 46 páginas en la Biblioteca-Archivo en Asunción del Paraguay.
 
De los dos únicos ejemplares conocidos, uno se encuentra en poder de un coleccionista privado, ejemplar del que se tiene noticias por primera vez en Londres en 1930. El otro se encuentra en la Biblioteca del Museo de Luján del que se tomó la digitalización para realizar la presente edición, perteneció originalmente al publicista Pedro de Angelis hasta que su última poseedora Elisa Peña lo donó al Museo en 1954.
 
Hay que destacar que el propósito de estas tres instituciones no es su venta sino la entrega gratuita a Universidades, Bibliotecas, Museos y Centros de Estudios nacionales y extranjeros.
 
Por otra parte esta reedición cuenta con una muy importante introducción del presbítero doctor Fernando Gil, vicedecano de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires.
 
Como dice en el prólogo de esta edición el presidente del Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades: “Pues bien, por la importancia que este libro tiene para todos los bibliófilos de nuestro país y del mundo, por ser el primer “incunable” del Río de la Plata que se conserva, por ser el primer libro completo que se conoce proveniente de una imprenta hecha en América, por estar escrito en guaraní, por el singular hecho de que solo quedan dos ejemplares, por la calidad de sus grabados e impresión, porque en él trabajaron impresores guaraníes dueños ancestrales de estas tierras, porque es una indubitable demostración del desarrollo cultural alcanzado por nuestros pueblos originarios, por ser a no dudarlo uno de los grandes logros culturales de las reducciones jesuíticas en América. Por todo esto, entendemos, que la forma más acabada de rendir homenaje a nuestras raíces culturales es reeditando en forma facsimilar este libro.”
 
“No dudamos que esta reedición facsimilar reúne una serie de condiciones muy particulares, y únicas, que lo van a convertir en un verdadero acontecimiento bibliográfico. Por otra parte, el poder efectivizar este propósito sin duda será una contribución a preservar nuestra cultura y educar a nuestros ciudadanos, en el conocimiento de nuestros orígenes.”
 
“Nosotros desde el Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades, siempre sostuvimos que la cultura da identidad a los pueblos y la educación hace al ciudadano, justamente ambos objetivos hoy están plasmados en este libro”. (AICA)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas