SEGUINOS

PROVINCIALES

Reformas: expectativas por la tasa de crecimiento que apuntalen políticas de desarrollo 

El reciente paquete de medidas con el cual el presidente Mauricio Macri intentó una suerte de relanzamiento de su gestión – transita ya a mitad de mandato-, fue recibido con gesto adusto, miradas serias y sin aplausos estentóreos por parte de su auditorio en el Centro Cultural Kirchner. Es que solo se trató de lineamentos generales, el borrador de un proyecto, sin ahondar en la “letra chica” que se conoció -y no en abundancia- horas después. Para no pocos se trata de un plan ambicioso pero implementación gradual a 5 años que prevé compensar -entre otras cuestiones- la baja en las alícuotas de impuestos con mayor crecimiento de la economía de manera que la recaudación no caiga o lo haga levemente. Entonces hay que ver si la premisa del crecimiento de la economía (a esa tasa prevista) se cumple para no desfinanciar a la Nación y a las Provincias.

Impuestos y coparticipaciones

El Gobierno nacional quiere llevar adelante en el ansiado objetivo de una economía previsible y de expectativa creciente para alentar presuntas inversiones y en esa dirección implementa pagos a cuenta de impuestos llamados distorsivos pero perjudica a las provincias. Por ejemplo, permite computar impuesto a los débitos y créditos a cuenta de ganancias. Entonces la Afip sigue recaudando impuesto a los créditos y débitos que sólo coparticipa el 30% y deja de recaudar ganancias que coparticipa el 64%. Seguramente es un tema que las Provincias plantearán para coparticipar más el impuesto a los débitos y créditos para no verse perjudicadas.

Otro ítem del conjunto de medidas anunciadas son los impuestos provinciales. Dicen reducir a la mitad Ingresos Brutos, Sellos y eliminar "aduanas interiores". Reducir Ingresos Brutos a la mitad en 5 años implica una reducción anual de 10% , lo que la economía debería crecer 10% para no desfinanciar a las provincias. Los analistas entienden que es algo imposible que ocurra. Lo califican como muy ambicioso y difícil de aplicar. 

En esta línea, observan que Buenos Aires, por ejemplo, envió su reforma impositiva pero con una baja para el año que viene de 5% y aún así es mucho. En el caso de sellos, Misiones tiene alicuotas a la mitad o un tercio de lo que tienen otras provincias. 

Entienden que habría que estudiar primero las alicuotas en todas las provincias, unificarlas y agregar el sellado a los contratos entre ausentes que lo hacen las grandes compañías y que hoy no pagan Sellos en perjuicio de los más pequeños (doña Rosa que alquila y sí paga).

Finalmente, el tema de las "aduanas interiores". Se trata de un tema conceptual. Misiones no tiene aduanas por lo cual no aplica la pretensión de Nacion. Es un pago a cuenta para dar equidad y que las empresas foráneas a la provincia paguen a Misiones lo que les corresponde. Es tan eficaz y equitativo que Jujuy (provincia oficialista) lo acaba de implementar.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas