SEGUINOS

POSADAS

Reincorporaron a comisario inspector sospechado de robar madera que fue sobreseído por la Justicia

Un comisario inspector que el año pasado había sido apresado por sus superiores junto a su chofer bajo la acusación de haberse apropiado de 200 pies cúbicos de madera nativa, fue reincorporado al servicio activo de la Policía luego que la Justicia le dictara el sobreseimiento por falta de pruebas. Se trata de Domingo Arsenio López, quien por entonces se desempeñaba como jefe del Comando Radioeléctrico de San Vicente.

En la Unidad Regional VIII algunos jefes pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron que López volvería nada más y nada menos que a San Vicente, la misma ciudad de donde había sido eyectado con un pase a disponibilidad en marzo del año pasado, apenas conocido el escándalo.




Un año y ocho meses después que fuera detenido, López fue enviado por la Jefatura de regreso a San Vicente y aún se desconoce la función que cumplirá en ese comando regional. Por lo pronto, algunos jefes ya buscan algún rincón para instalar allí un escritorio donde confinarlo. “Lo que menos queremos es que vuelva a la calle”, se sinceró un alto jefe.




Desde la cúpula policial dijeron que en realidad hay más certezas que dudas sobre el papel que jugó López en la sustracción de los rollos de madera nativa, pero eso no se vio reflejado en el expediente. Pese a que los camioneros dijeron que fue el jefe del Comando quien los contrató para llevar las dos cargas de madera “donada a la Policía”, ante la Justicia habrían señalado a un agente de apellido Becker -chofer del inspector- como la persona que los contactó.




El caso salió a la luz a mediados de marzo del año pasado cuando se presentó en la Policía Osvaldo Riveiro, quien denunció que de una planchada ubicada en el Kilómetro 1300 de la ruta 14, le habían sustraído unos 200 pies cúbicos de madera nativa en rollo.




La fuerza disparó la investigación y no tardó en dar con los transportistas, quienes dijeron haber dejado los troncos en un aserradero ubicado a unos diez kilómetros del lote. Los camioneros y el responsable de la cargadora apuntaron a López como el responsable, pero ante la Justicia no ratificaron sus dichos.




Ambos policías fueron detenidos y puestos a disposición del juez de Instrucción Juan Carlos Cantero, quien hace algunas semanas desvinculó al comisario inspector y con ello permitió su retorno a las filas policiales.




“Si no quedaba otra opción más que reincorporarlo al servicio, por lo menos lo hubieran enviado a otro destino”, reflexionó en voz alta un comisario mayor que pidió reserva de su identidad.




En definitiva, esta medida de la Jefatura de Policía se suma a otras no menos polémicas, como la decisión de trasladar al comisario mayor Marco Franco a Secretaría General de la Jefatura de Policía luego de desplazarlo de la conducción de la Unidad Regional II por casos de corrupción.




Paradójicamente, el jefe de Policía mantiene en situación de disponibilidad a los policías que dieron los primeros pasos para formar un gremio dentro de la fuerza, y algunos oficiales superiores de la Dirección de Investigaciones que resultaron víctimas del inescrupuloso Diego Gastón Guarda, principal responsable del escándalo por las escuchas ilegales que, además, terminó con la carrera de dos jueces.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas