SEGUINOS

POSADAS

Repararon tendidos afectados por el temporal

Casi un centenar de árboles caídos (muchos en la zona Sur de la ciudad) y una considerable cantidad de ramas de gran porte literalmente descuajadas, provocaron un sinnúmero de inconvenientes de consideración en las líneas de tendido eléctrico de la capital provincial durante la fuerte tormenta de viento, lluvia y descargas eléctricas registrada a primera hora del sábado.

EMSA dispuso cuatro cuadrillas del sector Redes y Servicios, una de trabajo en tendido con tensión, una de mantenimiento de subestaciones, cinco cuadrillas de guardahilos y dos de alumbrado público, las que trabajaron desde temprano y sin descanso en calles, avenidas y barrios de la periferia para proceder a la tarea más inmediata para este tipo de meteoros: el retiro de los innumerables cables del tendido que fueron a parar a la vía pública por la acción de los árboles y ramas desprendidos.


El trabajo de las cuadrillas comenzó aún en plena tormenta, ya que el despeje de los cables es la medida de seguridad inmediata para salvaguardar la integridad de las personas.


Una vez culminado el operativo de despeje, se procedió a cumplir el orden de prioridades ante este tipo de desastres: primero se trabajó en la reposición de energía en hospitales y sanatorios, en la medida de que las líneas lo permitieron. Luego se solucionaron los cortes de tendido en las líneas de media tensión, ya que al menos tres de estas líneas troncales, de gran importancia, fueron seccionadas por caída de árboles y disparos producidos por la fuerte descarga eléctrica.


 


Líneas de media tensión, afectadas


Las zonas afectadas por la caída de estas líneas fueron el noroeste posadeño (barrios aledaños a la avenida Urquiza); el Suroeste (sur de Villa Cabello, Santa Rita, etc) y una franja de barrios ubicados desde la avenida Mitre por Rademacher hacia el Sur y hasta la Estación Transformadora de San Isidro.


Al mediodía, las cuadrillas nombradas, más los refuerzos ordenados, procedieron a restablecer estos tendidos.


Ya durante la siesta y tarde el trabajo se centró en recuperar la operatividad de una importante cantidad de líneas de baja tensión que también resultaron cortadas y afectadas por el fuerte viento.


Así, la energía volvió a los barrios en forma paulatina.


“Una vez reparadas las líneas de media y baja tensión, es posible que persistan casos individuales o zonas más pequeñas sin suministro, pero necesitamos que los usuarios reiteren los llamados para que podamos identificarlas lo más pronto posible”, señalaron desde el sector Redes y Servicios.


Los técnicos estiman que los problemas puntuales podrían persistir incluso hasta la última hora del sábado y las primeras del domingo, por lo que solicitaron a los usuarios afectados que reiteren los llamados para comunicar la falta de energía al servicio gratuito 0800-888-3672, ya que de esta forma las cuadrillas podrán delimitar los casos puntuales para la solución de los mismos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas