SEGUINOS

POSADAS

Represas: se vuelve a confundir política de Estado con política partidaria

El ingeniero Dario Beltramo se declara partidario de las represas tanto de Garabí-Panambí como de Corpus. “Y también de Paraná Medio y de Atucha y de las centrales que podamos realizar para sostener el crecimiento”. Pero observó que “hoy como ocurrió cuando el plebiscito de Corpus se está confundiendo política de Estado y política partidaria”. En declaraciones al Semanario /6p -publicada en su edición Nº 59- admitió que Misiones era partidaria de la hidroenergía como forma segura y limpia de abastecimiento, en condiciones de poner fin a una dependencia de combustibles contaminantes. Pero señala que aquel plebiscito de Corpus trastrocó toda aquella conceptualización y a ello contribuyó tanto una localización rechazada como la de Itacuá por la inicial que era de menor impacto ambiental-.

“En realidad la decisión del plebiscito hacía referencia a Corpus en cualquier lugar de emplazamiento”, recuerda para añadir que “esto ha sido la resultante de confundir la política de Estado con las políticas partidarias, como ocurre hoy también” en las actuales campañas por el No.



Pero Beltramo espera que, “en algún momento impere la cordura” y se vuelva a revalorizar “en su justa medida la hidrogeneración”. Porque es la que Misiones tiene a la mano y porque requiere de energía para mantener su crecimiento.



Explica: “tenemos que tener en cuenta el crecimiento vegetativo y la relación de un punto de energía por cada dos puntos de crecimiento. Es decir, si Misiones crece a un 8 por ciento anual, requiere de un 7 por ciento de energía. Porque de esos 7, 3 serán de crecimiento vegetativo y 4 de crecimiento energético”.



Ahora bien –añade- para afrontar la cuestión energética Misiones debería escuchar los planteos de los profesionales y técnicos de la empresa prestataria del servicio. “No de Emsa en sí como institución sino de sus profesionales y técnicos” que conocen el estado de situación del sistema.



En este sentido puntualiza que con Yacyretá el abastecimiento está asegurado para los próximos 10 años, pero para que sea así efectivamente se requieren inversiones fuertes en materia de transmisión y distribución. “La energía siempre depende de esos tres aspectos. Y si ahora estamos bien en uno de ellos es porque antes se hizo mucho esfuerzo porque estuvimos mucho tiempo aislados del sistema. Eso generó grandes déficits en materias de transmisión y distribución porque no se hicieron las inversiones necesarias en tiempo y forma”, explicó.



Beltramo fue más allá: pero no es sólo eso, porque a veces, aún con inversiones, la falta de gestión hace que haya problemas. Un ejemplo es el caso de Puerto Iguazú de los últimos días, donde el problema es una neta falta de gestión, porque tenés todos los equipos y las líneas pero no instalados, otros que sobrecalientan y entonces se conjugan esas cosas y se cae el sistema”.



Indicó que “eso pasa porque se sobrecarga las estructuras de gestión de punteros políticos, entonces se reciente la eficiencia y se pierde la cadena de mando y el servicio decae, todo porque pusieron punteros políticos donde tienen que ir profesionales técnicos o ingenieros”.



Señaló a este semanario: “de lo contrario tendríamos que cerrar las Facultades de Ingeniería y las Escuelas técnicas y mantener exclusivamente abiertas las Facultades de Ciencias Políticas”. (www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas edición Nº 59 versión papel)



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas