SEGUINOS

ECONOMIA

Resaltan que la corrida cambiaria “dejó al desnudo” los problemas del Gobierno y el país

El analista político Eduardo Fidanza, disertó en Posadas sobre la situación económica y política de la Argentina. Sostuvo que el gobierno cometió serios errores e intentó un camino intermedio en un contexto de “crisis cruzada y una situación estructural económica endeble”. Añadió que “hay una fragilidad que aparece con la corrida cambiaria. Allí pasamos de la probable reelección a la difícil gobernabilidad”.

Indicó que en los dos primeros años de Gobierno hubo un deseo de transformación de parte de Cambiemos. Se puso énfasis en la inversión extranjera, el crecimiento económico, el gradualismo y la contención social. “Los ortodoxos de la economía le pegaron desde la derecha y desde el otro lado el kirchnerismo y la izquierda  lo acusaron de ajustador serial. Algunos decían que Macri hizo populismo con buenos modales”, afirmó.

A su vez, señaló que en los dos primeros años del gobierno de Mauricio Macri había optimismo, el cual decayó luego de la crisis. “Los problemas de la Argentina se deben a cuestiones estructurales. Hay volatilidad y bipolaridad. Cuando estamos en la euforia creemos que podemos todo y cuando estamos mal nos queremos suicidar”, añadió.

Fidanza acentuó “la democracia que se consiguió con esfuerzo hace 35 años tuvo episodios de salvajismos políticos cuando gobiernos como el de Alfonsín y De La Rúa fueron empujados por el sistema a renunciar y no respetar los procedimientos de la Constitución. A los presidentes  hay que sostenerlos hasta que lleguen las elecciones. Allí aparece el tema del helicóptero como una eventual salida de la situación de crisis”.

Al respecto, enfatizó que es necesario descartar una salida anticipada del Gobierno, la cual está “alimentada” por las situaciones traumáticas por las que ha pasado el país.

“Argentina de 137 países está en el lugar 92 según el Foro Económico Mundial. Se mide por variables como la calidad de sus instituciones, su infraestructura, su contexto macroecómico, el nivel de salud y educación”, explicó.

Aseguró que el nivel de pobreza en 1988 era del 31% y “ahora tenemos un porcentaje similar. Podremos tener 35% de pobreza en argentina según relevamientos. Las cuentas no cierran por ningún lado”.

Macri y la disyuntiva de “hablarle al país o a los mercados”

El analista político observó que “Macri está entre el ajuste y la necesidad de una visión para darle a la población, la expectativa y la esperanza.  En este momento está en un dilema de comunicación donde en medio de la crisis usa metáforas náuticas como la tormenta. No sabemos si Macri le habla a la gente o a los mercados”.

Detalló que “en los dos primeros años supo hablarle a la gente. Por la situación crítica en un momento empezó a hablarle a los mercados. Este es el momento de decidir a dónde va. Si le habla sólo a los mercados sus posibilidades de reelección disminuyen pero si les da la espalda y sólo se ocupa de la gente el dólar puede acabar con sus proyectos. Está en un dilema, en su laberinto”.

El PBI no crece al ritmo del incremento del gasto público

Explicó que “la economía argentina nos presenta una oscilación acentuada en el Producto Bruto Interno, que es la cantidad de riqueza que el país crea en un año.” En ese sentido, subrayó que el crecimiento del PBI que tuvo el país 1950 hasta el 2015  fue “modesto y por debajo del desempeño de otros países”.

Advirtió que Argentina tiene un gasto público con un crecimiento “exponencial”, sobre todo en los años del kirchnerismo.  “Este crecimiento es imposible para un país que crea un nivel tan bajo de riqueza. Países más estables no gastaron tanto”, finalizó.

Descargar Semanario Seis Páginas