SEGUINOS

POLITICA

Rindieron homenaje a Mario Losada, figura de la política misionera

Fue en la mañana de este viernes, en una plazoleta de la Costanera de Posadas donde se descubrió una placa en memoria de quien fuera el primer presidente del Parlamento misionero, tras la redemocratización en 1983, asimismo fue senador por Misiones y en esa condición presidente provisional del Senado –estando varias veces a cargo de la Presidencia, durante el mandato de Fernando De la Rúa y luego de la renuncia de Carlos “Chacho” Alvarez. Fue distinguido por el mismo Parlamente misionero, unos años atrás por su contribución a la redemocratización.

Familiares, amigos, dirigentes políticos provinciales y nacionales de la Unión Cívica radical, a la que llegó a presidir a nivel provincial y nacional, le rindieron un sentido homenaje en un acto que contó también con la presencia del gobernador Hugo Passalacqua y del senador y ex gobernador Maurice Closs, ambos de raigambre radical antes de conformar el Frente Renovador de la Concordia Social.-

Entre otros dirigentes se contó con la presencia del ex gobernador Ricardo “Cacho” Barrios Arrechea, de Raúl Alfonsín, hijo del presidente Raúl Alfonsín, con quien militara en el radicalismo Mario Losada, y Enrique “Coti” Nosiglia. Además de sus hijos el intendente de Posadas Joaquín Losada y María de los Angeles Losada, diputada provincial mandato cumplido.

 

Mario Losada era hijo de Mario Losada, quien gobernó Misiones entre 1963 y 1966. Había nacido en la ciudad de Apóstoles un 13 de julio de 1938 y falleció a los 76 años de edad, un 27 de junio del 2015. Durante su gestión trabajó por la producción misionera, en la defensa del fondo especial del tabaco y del precio de la yerba mate, así como participó en los debates por la represe binacional Yacyretá.

En el acto, el intendente de Posadas señaló que “ tanto mi hermana como yo estamos muy orgullosos del cariño que generó mi papá y como intendente estoy muy orgulloso que se lo valorice como una forma de hacer política”. Recordó que su padre fue  “un buen hombre, un gran tipo y como dirigente alguien que puso bien alto la actividad política, la honorabilidad, no solo en la economía sino en las convicciones, era un hombre que sostenía sus ideales”. Y puntualizó que le había inculcado “el respeto por el otro aunque pensara distintos y formara parte de otro partido (…) Un legado que no solamente lo sigo yo, también mi hermana”.