SEGUINOS

REGIONALES

Rodrigo y Antonela, dos historias impactantes que se unieron gracias a Dios

Ambos tuvieron una infancia y adolescencia con mucho sufrimiento. Antonela fue abusada a los 5 años de edad y Rodrigo perdió a su madre cuando tenía 13, lo que le llevó al mundo de las drogas. Hace más de un año decidieron conocer a Jesús y sus vidas cambiaron completamente.

“Tenía muchos ataques de ira desenfrenada; golpeaba todo a mi paso. Además de ser  abusada a los 5 años, tenía un padre que le fallaba constantemente a mi madre. Desde esos años la vida era eso y nada más para mí. Cuando llegué a los 19 Dios me enamoró y me dio su mano para que pudiera salir adelante”, contó Antonela. 

Por el  lado de Rodrigo, el problema pasaba por las drogas. Ante un padre prácticamente ausente casi muere en varias ocasiones por sobredosis de marihuana, cocaína, éxtasis y hasta  lcd. “Comencé con esto cuando falleció mi madre. Tenía 13 años y  me faltaba el amor de mi padre que se fue al poco tiempo con otra mujer”, expresó. 

Ambos se conocían desde hacía muchos años atrás y aun estando en esta situación decidieron convivir. “No podíamos llevar de manera normal nuestra relación. Había golpes, separaciones esporádicas, intentos de suicidios y eso iba hacia lo peor”, contó Antonela.  

 

“Un  día una amiga me invitó a conocer a Jesús y allí lo acepté. A partir de eso lo llevé  a él. Hoy  hace más de un año que no consume ni un tipo de droga”, resaltó. 

Rodrigo dijo que decidió no drogarme más y que  la primera vez que entró a la iglesia no paró de llorar. 

Hoy  los dos emprendieron un negocio gastronómico que  progresa día tras día. 

 

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *