SEGUINOS

POSADAS

Rovira destacó la vanguardia misionera en información pública

El presidente de la Legislatura Carlos Rovira dejó el estrado para hablar como diputado autor del proyecto de ley de Libre Acceso a la información Pública, que recogió también iniciativas de legisladores de la oposición, Pablo Tschirsch y Luis Pastori y de asociaciones de consumidores y entidades de periodistas. “Pocas veces en la historia política de Misiones una propuesta concitó un acto cívico, primordial, de estos tiempos, con el concurso del conjunto de la sociedad política misionera aquí representanda, teniendo en consideración todos los antecedentes, fechas y tutorías a fin de rescatar una de las cuestiones que para nosotros son esenciales”, precisó.

Dijo que quería “exponer sobre la verdadera magnitud de este acto, en términos de la política, en la mejor acepción de este término”. Para advertir también su convicción misionerista y los antecedentes históricos, “las vicisitudes de innumerables personas que hicieron este presente en la tierra colorada. La inserción previa a la Gesta de Mayo de misioneros a los que la historia oficial no tuvo en cuenta. Esa omisión es de Buenos aires, no nuestra. Por so me anima reivindicar esa historia. Y esta ley habla mucho de la memoria de antes, de la ominosa historia de la dictadura, de los desaparecidos y de las desapariciones que también se hicieron de los testimonios históricos a cuyo rescate debemos abocarnos”.

Señaló entonces que “hoy el mundo ha cambiado. No hay guerras, hay convicciones superadoras de la violencia. Por eso con la letra y el espíritu debemos seguir manteniendo el esfuerzo y anhelo de toda la comunidad política de la provincia de Misiones, que vuelve a ser ejemplo nacional, otra vez. Con un papel protagónico de vanguardia, en un tema fundamental como éste”.
Para advertir que “en un nuevo derecho. Estamos inaugurando la cuarta generación de derechos, con la autoridad que nos dan otros hechos. Por caso la creación del Consejo de la Magistratura, que permite seleccionar a nuestros jueces por su idoneidad. O la creación de la secretaría primero y el ministerio después de Derechos Humanos. Primero por decreto y después por ley, para reponer y corregir, cerrar heridas lacerantes y sobre todo diluir los rencores de tantos crímenes, pero sin que se pierda un ápice de esa historia que debe ser conocida”.

Pasó entonces a rendir homenaje al más brillante intelectual de la Revolución de Mayo, Mariano Moreno, que también es un ausente en nuestra historia. Pero de quien felizmente nos han quedado sus pensamientos. Que tienen que ver con el corazón de los fundamentos de esta ley y que se proyecta al fin de los tiempos:” si los pueblos no se educan, si no se vulgarizan sus derechos, si cada uno no sabe lo que vale, lo que puede y lo que le deben, surgirán nuevas ilusiones que sustituirán a las antiguas y después de cavilar será tal vez su suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía”.

Dijo que en esa frase se resume la herencia dejada, “para seguir pensando en nuestra sociedad, de esta querida tierra colorada. Verdades que inflaman nuestros corazones y nuestras mentes y nos hacen distintos. Nos impulsan con la misma fuerza –en mi caso para entender la política- a servir a nuestro pueblo. Mi convicción respecto a la voluntad popular, que es la voz del pueblo”.

Destacó que “por cierto hoy Misiones es vanguardia con esta ley y con otras que todavía vendrán, porque este es un proceso de modernidad que no se detiene sino que se profundiza y hay muchísimo por delante. Lo único que tenemos que hacer es estar preparados”.

Dijo que hay un debate entre grupos hegemónicos “que no debemos temer, sino prepararnos. Hacerles frente con lo que también Moreno nos dejó como pensamiento, respecto del papel iniciático de manejo de la información pública que sentía y sabía, que la verdad y la virtud son la mejor garantía e la opinión pública”.

Manifestó que por eso consideró en lo personal, “innecesario el artículo 18 que había propuesto una asociación civil y que con la intención de abarcar a todos había sido incluido. Por cierto había que obrar con grandeza y exactitud de los términos. Por eso la referencia a mariano Moreno, que es también el Día del periodista un día a su memoria. Es innecesario un término en la ley, porque cada uno de nosotros es el custodio de la verdad y la virtud. Desde el más humilde de los ciudadanos al más encumbrado de los dirigentes o funcionarios. Todos somos responsables de nuestros actos, de lo que decimos y hacemos”, subrayó.

Finalmente significó que “habría que obrar con grandeza. Esta no va a ser una ley más, sino que tiene el compromiso de dejar muy en claro que nuestro espíritu y palabra siempre están comprometidos en defender y custodiar los intereses del pueblo”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas