SEGUINOS

POSADAS

Rovira propone declarar el beneplácito por la culminación de la represa Yacyretá

La Cámara de Representantes de Misiones declararía su beneplácito por la culminación de la obra binacional Yacyretá, al haber alcanzado -en parámetros de diseño- su cota máxima de llenado. La iniciativa fue presentada por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, para quien este emprendimiento “entraña la íntima satisfacción ligada a la concepción política de que las acciones que se emprenden deben concretarse, considerando además la importancia y necesidad de la generación de energía como factor de desarrollo y abastecimiento de demandas siempre en crecimiento”.



Con esta instancia, culmina una obra, que representa una cuenta pendiente de 37 años de espera para los argentinos, y especialmente para los misioneros. En este marco “la Renovación ha cumplido un rol sustancial a la hora de impulsar y gestionar las múltiples obras que hoy constituyen un capital provincial, destinadas exclusivamente a su disfrute y aprovechamiento.




“Tal es la trascendencia histórica de llegar a los objetivos de diseño de la obra hidroeléctrica, que está prevista la presencia de la Sra. Presidente Cristina Fernández para el día 25 de febrero, quien junto al gobernador de los misioneros, Dr. Maurice Fabián Closs, estarán sellando un acontecimiento histórico, que tiene al proyecto renovador como protagonista insigne”, sostiene Rovira en sus fundamentos.




Un poco de historia




En el año 1973 se suscribe el Tratado de Yacyretá entre los presidentes Juan Domingo Perón de Argentina y Alfredo Stroessner de Paraguay. Pero esta obra tan importante para el desarrollo energético encontraría un sinnúmero de obstáculos en el camino hacia su concreción.




Desde el año 1983, con el advenimiento del período democrático, pasaron gobiernos e importantes funcionarios de todas las banderas políticas en Misiones, sin que ninguno haya siquiera ensayado acciones tendientes a impulsar, y concretar obras de mejoramiento para Misiones.




En 1995, durante la gestión de Rovira a cargo de la intendencia de Posadas, y como parte de un diseño de “proyecto de ciudad a largo plazo”, se logró firmar importantes convenios con Yacyretá, adoptando así las primeras decisiones desde una ciudad que gestionaba por incorporar en la agenda de la Nación obras para Posadas. Así, se concretó el primer tramo de la Costanera de Posadas, obra que significó un singular avance, entre otros emblemáticos emprendimientos.




Decisión política estratégica




En su proyecto de declaración Rovira recuerda que “el momento de impulso de la mega obra estaría signado en el año 2003 donde en Misiones, de la mano de una nueva visión política, de la conducción del Frente Renovador, se reconstruía el concepto de Estado, no como un giro conceptual, sino poniendo en crisis la concepción estatal misma, rompiendo con el pasado, pero conservándose la memoria del mismo, mientras se inauguraba algo nuevo, innovador, revolucionario, apareciendo la ‘tensión’ entre lo que terminaba, y lo absolutamente nuevo que se inauguraba”.




“Dos modelos de país y de provincia entraban en tensión, en crisis, imponiéndose la instauración de un nuevo Estado, presente, responsable, que asumía un nuevo rol, y se imponía construir un proyecto de desarrollo a largo plazo”, señala.




“En ese contexto histórico, Misiones inaugura en el 2003 el primer gobierno de la renovación, y con el Gobierno Nacional de Kirchner se empiezan a escribir las páginas de este nuevo concepto de política estatal. Una de las grandes decisiones constituyó la de retomar y concluir Yacyretá”, explica el legislador.




En esa definición y concepción, como producto de un acuerdo Rovira – Kirchner es designado como Director Ejecutivo por la República Argentina un misionero, el arquitecto Oscar Alfredo Thomas, “quien asume tan alta responsabilidad con las consignas del proyecto renovador, llevando adelante una función estratégica y exitosa”, destaca Rovira.



Para concluir el emprendimiento se aprobó el Plan de Terminación de Yacyretá – PTY- que comenzó a implementarse en el año 2004, a través de la liberación de las áreas y la compra de tierras afectadas por el embalse.




Concreciones para Misiones




En el orden social se llevaron adelante la construcción de complejos habitaciones con viviendas dotadas de infraestructura y equipamiento para las miles familias afectadas por el emprendimiento, a quienes también se les asistió con alimentos y la creación de comedores, útiles escolares, programas de salud con provisión de medicamentos, creación de centros periféricos de atención, hospitales, centros recreativos y deportivos y la capacitación y apoyo a micro emprendimientos con la creación de puestos laborales, mejorando de esta manera la situación que tenían antes de la obra.




En lo que respecta al medio ambiente se concretaron acciones relacionadas con la calidad del agua, condiciones de salubridad de la población, nueva toma de agua para Posadas, tratamiento de afluentes cloacales, arrojando los estudios realizados que existen muchos sectores donde la calidad del agua se mantiene tal como se encontraba en condiciones naturales, previo al llenado inicial de Yacyretá, lo que mejorará con los tratamiento, indicándose la factibilidad de subir el embalse.




Se crearon nuevas reservas ecológicas, reservas urbanas y espacios verdes, rescate de la flora y fauna, control de recursos icticos.




Las gestiones ambientales urbanas también marcaron la recuperación del patrimonio cultural e histórico, como ser la antigua Estación de Trenes, la puesta en valor del Ferry, infraestructura portuaria, vial y ferroviaria, y el rescate de edificios públicos.




Dentro de las obras viales, se recompuso la trama urbana de Posadas, con el Acceso Sur, el nodo vial Garita, con sus adecuaciones urbanas en los tramos denominados Franjas de Transporte Norte y Sur; el By – Pass Arco – Garita, que desvincula el tránsito pasante de la Ruta Nacional 12 de la ciudad de Posadas; la multitrocha de la misma arteria con el nuevo acceso a Garupá y el nuevo puente sobre el arroyo de esa ciudad; también los sectores del arroyo Mártires, El Brete, Costanera de Posadas y Arroyo el Zaimán, y también se vio beneficiada en la recomposición urbana la ciudad de Candelaria.




Una importante gestión concretada fue la estación transformadora de 500 Kw, lo que permitió asegurar el abastecimiento energético en toda la provincia.




“Todas estas acciones revalorizan nuestra provincia, impactan decisivamente en la calidad de vida de los misioneros, atraen inversiones públicas y privadas que favorecen el desarrollo regional, y todas y cada una de ellas son consecuencia de estratégicas gestiones llevadas a cabo por la Renovación”, enfatiza Rovira.




“Con la mirada en el presente, en necesario ensayar el retorno hacia adelante, como ejercicio de la memoria colectiva para repasar en apretada síntesis hechos que marcaron una historia de retrocesos y demoras de la mega obra energética, para rápidamente transportarnos a este presente de concreciones, fruto del esfuerzo de los misioneros, pero especialmente efecto de decisiones políticas estratégicas adoptadas por un misionero comprometido con un proyecto de desarrollo”, expresa el diputado.



 



 



 



 



 



 



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas