SEGUINOS

POSADAS

Salud: con creatividad, se pueden lograr cambios en el hábito alimentario

El doctor Alberto Cormillot, especialista en nutrición, dijo que la obesidad es una epidemia y como tal requiere de políticas de Estado, hacer marketing con la comida saludable como lo hicieron las gaseosas que eran inexistentes hasta mediados del siglo pasado. Enumeró: la obesidad afecta al 53% de la población según la última medición del censo 2010-2011. De ella se derivan muchas otras: la diabetes que afecta al 10% de la población argentina –la mitad no lo sabe-; la hipertensión al 33-37%; el colesterol al 21%; la falta de hierro al 20%. Cormillot, que viajó a Posadas para inaugurar el último tramo de la carrera de nutrición, se hizo un tiempo para llegar, especialmente invitado, al programa /cn de /c6, ocasión en la que habló de la necesidad de promover cambios de conductas, de hábitos. Y se declaró convencido que “se pueden lograr los cambios mediante la creatividad”.

Dijo que por ello les dijo a un grupo de alumnas de la carrera de licenciatura en nutrición que se cursa en la Universidad Gastón Dachary que trabajaran sobre “cómo idear un kiosco saludable atractivo en las escuelas; cómo aprovechar la producción e la chacra para reemplazar al reviro; cómo hacer que un programa de televisión que compita con éxito con aquellos que promueven el consumo de gaseosas o golosinas”.



 


Manifestó que el Estado debe declarar que la obesidad es una epidemia y emprender una amplia campaña comunicacional, cuestión para la cual puso de ejemplo lo realizado en Estados Unidos con el tabaco y el logro de la reducción en un 50% de parte de la población: “se prohibió la publicidad. Se hizo una fuerte campaña diciendo que el fumar hacía mal a la salud. Se regularon los lugares de venta y consumo, se aumento los precios, un atado cuesta entre 6 y 7 dólares”.



En consecuencia manifestó que respeto de la obesidad en Argentina debería “realizarse una campaña diciendo que no es buena. Regular el márketing destinado a niños menores de 12 años y las etiquetas tramposas. Porque en el caso de estas últimas se informa del contenido grasod e una porción y una porción es una galletita y ¾ y la gente no entiende y compra el paquete. Debería haber una fuerte campaña en los medios y en las escuelas mediante educación nutricional y kioscos saludables y una política de precios. Que ponga impuestos a los productos  c ampaña que no es buena. Regula marketing destinado a los niños menores de 12 años. Regula de etiquetas muy tramposas. Una porción 1 galle y ¾ una porción pero comprás el paquete. La información está dada para que la gente no entienda. Fuerte comunicación en los medios, sistema educativo con educación nutricional y regulación de kioscos saludables y una política de precios que ponga impuestos a los productos ricos en azúcares y grasas y con eso subsidie las frutas, verduras, lácteos, carnes”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas