SEGUINOS

REGIONALES

Santa Catarina: posadeño murió y su familia autorizó la donación de sus órganos

image_pdfimage_print

Se trata de Juan José Velasco (42). Sufrió un accidente cerebrovascular hemorrágico. El hombre había manifestado su deseo de donación y su familia autorizó el proceso. Se captó el pulmón, riñones, globos oculares e hígado. Los pulmones fueron donados a pacientes de Porto Alegre y los demás a Florianópolis.

“Dios mío, gracias por todo. Ahora mi papá vivirá en esas personas, que orgullo tan grande. Ojalá Dios me permita conocer a estas personas. En ellas vivirá por siempre mi papá. Se llama Juan José Velasco. Un hombre de bien. Amante de Racing. Una buena persona. Vivirá por siempre en nuestros corazones. Estoy feliz porque a través de todo este dolor, se nos dibuja (a mi familia/amigos y a mi) una sonrisa enorgullecedora. Gracias totales”, expresó su hijo Santiago en su red social de Facebook.

Según profesionales de la salud de la zona esta no fue la primera vez en que visitantes argentinos perdieron parientes durante el paso por la ciudad, y optaron por la donación de los órganos.

“El día 08 de este mes recibimos por el WhatsApp un mensaje emocionante de la madre de una joven argentina que falleció aquí, hace un año. En el texto ella decía que aquel día, en algún lugar de Brasil, seis, siete u ocho personas estaban festejando un nuevo año de vida, pues habían recibido los órganos de su hija. “Ella decía aún” que le gustaría mucho de un día poder abrazar a estas personas y así aliviar un poco su dolor. La donación de órganos, para esa familia, fue una forma de mantener viva no sólo la memoria, sino parte física de su hija “, contó el coordinador médico y responsable técnico del lugar, César Meirelles. “Todavía me emociono cada vez que leo el mensaje”, indicó.

Incluso con el dolor de la pérdida, el cariño y la gratitud de esta madre es el resultado de la acogida dada a las familias durante todo el tratamiento del paciente en el Ruth Cardoso (centro asistencial). “Ellos participan en toda etapa del tratamiento, el equipo siempre habla sobre lo que se está haciendo, sobre el cuadro real del paciente y la gravedad, hacemos los horarios de las visitas más flexibles para que los familiares puedan estar junto al paciente en diferentes momentos. Entonces, cuando ocurre la muerte del paciente, los familiares saben que se hizo todo lo que podía para salvar su vida y que la donación es una forma de ayudar a otras personas”, contó el coordinador de la enfermería de la UTI, Grey Robson Felippi.

En Santa Catarina, el Hospital Santa Isabel es el que hace más trasplantes. El Ruth Cardoso, donde se desarrolló el proceso, es el hospital catarinense con la menor tasa de negativa familiar para donación de órganos. El año pasado se hizo 19 diagnósticos de muerte encefálica y sólo tres familias negaron la donación, mientras que las otras 14 dijeron sí a la captación de órganos.

 

Fuente: BCNOTICIAS, de Brasil.