SEGUINOS

POSADAS

Se alteró por una maniobra de conducción y terminó preso

Un hombre que se hallaba en estado de ebriedad perdió el control sobre sus impulsos cuando una camioneta lo sobrepasó en la ruta provincial 13, en San Vicente, y fue hasta su casa en busca de un arma con la que efectuó varios disparos al aire. El individuo terminó tras las rejas y podría quedar imputado del delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

Todo comenzó en la tarde de este domingo cuando Margarita volvía de Colonia Alicia junto a su hija Roberta (12), una amiga de ésta; y su marido, Marcio Seleski (43), quien conducía el Peugeot 206.



La mujer fue quien llamó a la Policía, ya que tenía por la vida de su familia y de terceros. Margarita relató que en momentos que transitaban por la ruta 13 hacia San Vicente, una camioneta celeste los sobrepasó, provocando el enojo de su marido, quien imprimió velocidad al coche con intenciones de colocarse nuevamente delante de la pick up.




El conductor del otro vehículo impidió el sobrepaso cerrando el paso del Peugeot, situación que provocó una ira incontrolable en Seleski, quien conducía a alta velocidad.




Tras dejar a la amiga de su hija en la casa, el hombre enfiló su coche hacia el barrio 200 Viviendas, donde reside, con intenciones de buscar un arma de fuego y salir en busca del chofer de la camioneta.




Margarita dijo que se bajó junto a su hija Roberta en el Kilómetro 48 de la ruta 13 y se internó en un monte por temor a ser agredida por Seleski, quien partió velozmente y unos minutos después regresó hasta allí portando un arma con la que efectuó al menos cuatro disparos.




La Policía detuvo al irascible hombre en su casa y solicitó una orden de allanamiento para secuestrar el arma. Según trascendió, Seleski estaba alcoholizado al momento de provocar el incidente en que puso en riesgo su vida y la de su familia.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas