SEGUINOS

POSADAS

Se aprobaron los fondos para la construcción de la Represa Aña Cuá

En Buenos Aires se autorizó el llamado a licitación pública para la maquinización del vertedero ubicado sobre la margen derecha. La obra, que dará ocupación directa a más de 2 mil personas, costará unos 400 millones de dólares. El consejo de administración de ambas márgenes de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) aprobó en la ciudad de Buenos Aires, el llamado a licitación pública para la maquinización de Aña Cuá, que estará ubicada en el segundo brazo del río Paraná, en la localidad de Ayolas, departamento de Misiones, Paraguay.

Para la obra se requiere de una inversión estimada en 400 millones de dólares, fondos que provendrán de la misma EBY, lo que significa que no se necesitará recurrir a empréstitos internacionales. La convocatoria del concurso para la venta de pliegos de bases y condiciones comenzará en breve, para luego poner en marcha la precalificación de las empresas que participarán en la construcción del proyecto Aña Cuá. Las obras del Añá Cuá podrían comenzar a ejecutarse en el segundo semestre del próximo año. De acuerdo al reporte de la entidad binacional, “el emprendimiento no solo es importante desde el punto de vista energético, sino se destaca por su alto valor socioeconómico para hacer frente a los efectos de la crisis económica”, ya que fácilmente movilizará dos mil obreros en la zona, en forma directa y 4.000 en forma indirecta, e inyectará una inversión millonaria a la economía de los dos países. CAUDAL Y GENERACIÓN. Según las características energéticas, el proyecto se basa en un caudal mínimo turbinable de 1.500 m3 de agua por segundo, en concordancia con el “caudal ecológico” establecido para el Aña Cuá. En el aspecto económico, se calcula la generación media anual de 1.900 a 2.100 GW/hora, a la cota 83 del embalse, lo que equivale a un 10 por ciento de la producción final estimada para la Central Yacyretá, o una producción mayor de la central de Acaray. El director argentino de la EBY, Óscar Thomas, había declarado que la producción de Añá Cuá equivale al consumo de electricidad requerido para abastecer a toda la provincia de Misiones, Argentina. Por su parte, el director paraguayo de la EBY, Ing. Miguel Fulgencio Rodríguez, durante una visita realizada días pasados en Paso de Patria, departamento de Ñeembucú, había manifestado que “hoy estamos derramando agua en el vertedero Añá Cuá, que es como estar tirando plata, entonces el agua que estamos tirando vamos a utilizar para hacer funcionar cinco turbinas de bulbo y vamos a generar una central hidráulica, con una capacidad incluso mayor que la de Acaray”. TRATAMIENTO COSTERO Durante la sesión conjunta también se aprobó el financiamiento de las obras de los paquetes A y B, correspondientes al tratamiento costero del plan de terminación de la represa (PTY), de la ciudad de Encarnación. El monto aprobado asciende a unos US$ 100 millones que servirán para la finalización de todas las obras

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas