SEGUINOS

EDITORIAL

Se avecina un fin de año con impronta misionerista

Misiones ha vuelto a asumir protagonismo a nivel nacional, cuando el gobernador anunció un Bono de las Fiestas y se transformó en el primer mandatario provincial que tomaba esta determinación. Poco a poco se fueron sumando los municipios de la Provincia. Junto a esa determinación se conoció la decisión de proseguir con los especiales de Ahora Misiones. En este caso con el de Navidad. Cuestión que a su vez pone otro aporte a seguir sorteando la crisis.

Aunque el viernes 8, en oportunidad del feriado nacional, diera pena ver a la mayoría de los negocios del centro de la ciudad cerrados. Si algún empeñoso quiso dejar sus recursos en Posadas, apelando a los planes con tarjeta de crédito, se llevó más de una decepción. Y si bien se puede entender que muchos comerciantes “bajen los brazos” ante la fuga hacia la ciudad paraguaya de Encarnación, asumir la pasividad frente al fenómeno no parece la mejor estrategia. Claro que en esta ocasión acaso haya contribuido el feriado que igualmente integra el calendario del vecino país.

Llega así a su fin un año que ha sido complejo en lo económico y para lo cual Misiones ha seguido buscando caminos alternativos. Ahora se avecina también un cierre legislativo, ya con la nueva representación de la Provincia en el Congreso de la Nación. Que aporta la novedad de un aumento de integrantes del bloque misionerista. Ahora serán cinco los diputados nacionales que responden al Frente Renovador de la Concordia Social, mientras permanece un diputado para Cambiemos y otra legisladora para el Frente para la Victoria.

En este ámbito de la política nacional resulta preocupante los sucesos que se desencadenaron a partir de decisiones judiciales poco transparentes que afectan a figuras de la actual oposición y sólo llevan a un enrarecimiento del clima social, ya afectado por una crisis económica que no cede y golpea a los más débiles de la sociedad. El estado de derecho parece puesto en tela de juicio y esto a nadie beneficia.

Y lo que es más preocupante, no se advierten señales de ponerle fin a este estado de cosas, y permitir que la Argentina avance hacia el desarrollo, la mayor inclusión, la vigencia plena de las instituciones. Ciertamente cuestiones todas éstas que bien podrían inducir a la reflexión y la consiguiente acción para superarlas.  

Desde Pozo Azul: colonos y gobierno en esfuerzo mancomunado muestran los caminos posibles, cuando el bien común es el norte perseguido. Un ejemplo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas