SEGUINOS

POSADAS

Se cumplen 371 años de la batalla de Mbororé

La lucha se inició el11 de marzo de 1641 y finalizó el 16 de ese mismo mes con la victoria de los guaraníes, sobre los bandeirantes. La batalla será recordada a las 9:00 en el Cerro Mbororé (Panambí), con un acto encabezado por el intendente local, Joaquín “Yiyi” Olivera. La provincia proyecta la construcción de un Parque Temático en dicho cerro.

Autoridades municipales de Panambí recordarán este viernes 16,con un acto, la batalla de Mbororé, la cual enfrentó a los guaraníes quehabitaban las Misiones Jesuíticas y los bandeirantes, exploradores yaventureros portugueses cuyo centro de acción estaba en San Pablo.




 



La lucha que si inicio el 11 de marzo de 1641 y que finalizóel 16 de ese mismo mes, tuvo como epicentro de acción al Cerro Mobororé, lugardonde la provincia proyecta la construcción de un Parque Temático.



 




El acto recordatorio a 371 años de ese combate se realizaráa las 9 en el Cerro Mbororé. El encuentro será encabezado por el intendentelocal, Joaquín “Yiyi” Olivera. 



 




La batalla



Una crecida del río Uruguay en enero de 1641 trajo consigouna gran cantidad de canoas y mucha flechería. Lo cual dio una idea a losjesuitas de la cercanía del enemigo.



 




Además, luego de que el grupo explorador paulista sereplegara del Acaraguá, varios guaraníes que habían logrado escapar de losesclavistas dieron con los jesuitas a quienes informaron del número y armamentode los bandeirantes.



 




Entonces una pequeña partida misionera se estableciónuevamente en el Acaraguá en misión de observación y centinela. El 25 defebrero de 1641 partieron ocho canoas río arriba en misión de reconocimiento. Apocas horas de navegar, se encontraron cara a cara con la bandeira que llegababajando con la corriente del río con sus 300 canoas y balsas pertrechadas.Inmediatamente seis canoas bandeirantes comenzaron a perseguir a losmisioneros, los cuales se replegaron rápidamente hacia el Acaraguá. Al llegar,los guaraníes recibieron refuerzos y las canoas bandeirantes debieronreplegarse.



 




Mientras tanto un grupo de misioneros partió velozmente ainformar a los jesuitas del cuartel de Mbororé de la situación río arriba.



 




Al amanecer del día siguiente, 250 guaraníes, distribuidosen treinta canoas y dirigidos por el cacique Ignacio Abiarú se enfrentaron amás de cien canoas bandeirantes, logrando que éstos debieran replegarse.



 




Alejados los paulistas, los guaraníes procedieron a destruirtodo aquello que pudiera servir de abastecimiento en Acaraguá y se replegaronhacia Mbororé. Por las características geográficas de este sitio, era el idealpara enfrentar a los portugueses, ya que los obligaba a una batalla frontal.



 




Efectivamente, al llegar la bandeira a Aracaguá el 11 demarzo de 1641 no encontró nada de provecho y se dirigió rumbo a Mbororé. Unas300 canoas y balsas avanzaron río abajo.



 




Sesenta canoas con 57 arcabuces y mosquetes, comandadas porel capitán Ignacio Abiarú, los esperaban en el arroyo Mbororé. En tierra, milesde guaraníes respaldaban a las canoas con arcabuces, arcos y flechas, hondas,alfanjes y garrotes.



 




El choque armado fue rápidamente favorable a los guaraníes.Un grupo de bandeirantes logró ganar tierra y se replegó hacia Acaraguá, dondelevantaron una empalizada.



 




Durante los días 12, 13, 14 y 15 de marzo, los misionerosbombardearon continuamente la fortificación con cañones, arcabuces y mosquetes,tanto desde posiciones terrestres como fluviales, sin arriesgar un ataquedirecto. Sabían que los portugueses carecían de alimentos y agua, por lo que seprefirió una guerra de desgaste. Además, varios tupíes comenzaron a desertar yunirse a las tropas misioneras, facilitando información sobre el enemigo.



 




El 16 de marzo los bandeirantes enviaron a los jesuitas unacarta donde solicitaban la rendición. Dicha carta fue rota por los guaraníes.Los portugueses intentaron huir del asedio guaraní remontando en sus balsas ycanoas el río Uruguay. Sin embargo, en la desembocadura del río Tabay losesperaba un contingente de 2.000 guaraníes armados.



 




Ante esta situación, los portugueses decidieron retrocederhacia el Acaraguá para ganar la margen derecha del río y así poder escapar delos guaraníes. Sin embargo fueron perseguidos hasta perder gran cantidad dehombres.



 




Del contingente inicial que salió de San Pablo, sólolograron volver unos cuantos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas