SEGUINOS

NACIONALES

Se desaceleran las compras con débito y cae el uso de la tarjeta de crédito

Así lo revelan diferentes estudios privados, que vuelve a poner en evidencia la fuerte caída del consumo que el Gobierno atribuye a una mayor voluntad de ahorro de los argentinos.

En el cepo la gente gastaba con la ilusión de poder comprar dólares barato; ahora en cambio hay más opciones de ahorro que antes no existían, por eso no se gasta tanto, ensayan como explicación los funcionarios oficiales ante la fuerte caída en el consumo popular.

Lo único cierto, sin embargo, es que “no se gasta tanto”, en lenguaje macrista; que no hay plata para consumir y por lo tanto las ventas minoristas se desploman en todos los puntos de venta, sean en grandes superficies como en el kiosco de la esquina.

El uso de las tarjetas plásticas es fiel reflejo de ello: el uso de la débito se desaceleró levemente el mes pasado, al caer casi 4 por ciento en cantidad de transacciones respecto a marzo, y al achicar del 14 al 10 por ciento el crecimiento que venían alcanzando en comparación con igual época del año pasado.

El monto abonado por esa vía se mantuvo estancado, al mismo tiempo, y redujo su avance del 35 al 26 por ciento interanual, a un nivel ya inferior a la inflación acumulada.

Los informes de Visa –que concentra el 65 por ciento de las ventas con plásticos– revelan un retroceso del 3 por ciento mensual en las transacciones con débito y del 4,6 por ciento en las que se utilizan la de crédito.

Además, la cantidad de transacciones en más de un pago quedó durante abril estuvo un 12 por ciento por debajo del nivel que tenía en igual mes del año pasado.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas