SEGUINOS

POSADAS

Se fugó uno de los condenados por el caso Roseo

Claudio Alfredo Gómez, uno de los condenados por el doble crimen de Manuel Roseo y Nélida Bartolomé en la localidad chaqueña de Juan José Castelli, se fugó en la madrugada del viernes del Complejo Penitenciario II de Resistencia junto a otro recluso y es por estas horas intensamente buscado por autoridades penitenciarias y policiales. Se trata del caso por el que fue condenado a prisión perpetua el misionero Raúl Menocchio.

Gómez había sido condenado el pasado 7 de octubre por la Cámara del Crimen Nº 2 a la pena de reclusión perpetua junto a Luis Raúl Menocchio y Salvador Borda por los homicidios del terrateniente Manuel Roseo y Nélida Bartolomé ocurrido en Castelli el 13 de enero de 2011.
Este no es el primer antecedente de fuga que se registra en la unidad carcelaria de esta ciudad inaugurada hace casi 3 años y muestra la endeblez que en materia de seguridad externa muestra el establecimiento que fuera promocionado como un establecimiento modelo.
El 21 de enero del año anterior durante un motín donde los reclusos tomaron el penal más de 20 internos lograron evadirse cortando una parte del tejido perimetral, aunque por aquel entonces se dijo que el número había sido superior, la mayoría de ellos fueron recapturados.
Luego de esto se prometieron obras que en algunos casos se cumplieron y en otros no, como por ejemplo la construcción de un muro perimetral para dotar a la unidad de mayor seguridad que finalmente no se concretó.
Gómez era el único de los tres condenados que permanecía en el Complejo II ya que anteriormente Menocchio primero y Borda después fueron trasladados a la cárcel de Corrientes.
Como habría sido el escape
De acuerdo a la información brindada por la conducción del establecimiento carcelario, la fuga se habría producido alrededor de las 1,30 y con Claudio Gómez se escapó otro interno de apellido Acevedo.
Precisamente este aprovechando que tenía antecedentes cardíacos simuló ser presa de una descompensación solicitando atención al celador y cuando este abrió la reja, el detenido sacó una faca de entre sus ropas y se la puso en el cuello.
En ese momento, apareció Gómez, quien se encontraba escondido y ambos escaparon corriendo por uno de los costados del Complejo.
Para salir, cortaron dos alambrados y huyeron por un monte ubicado hacia el sur. Una vez que se tomó conocimiento personal penitenciario, policial y apoyo llegado de la ciudad de Resistencia continuaban la búsqueda de manera intensa a media mañana de ayer por distintos puntos de la ciudad y alrededores. (Diario Norte)
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas