SEGUINOS

POSADAS

Se había internado sin avisar a su familia

En la tarde de este miércoles familiares se acercaron hasta la Comisaria de Panambí y notificaron a las autoridades que Mateo Olivera estaba internado en una clínica privada de Oberá con problemas en uno de sus ojos, ya que se había lesionado con una astilla. Olivera había viajado el pasado lunes en horas de la tarde al médico y no dio aviso a sus seres queridos sobre su internación. Su ausencia motivó la lógica preocupación de los suyos y la denuncia por su desaparición.

Se puso en conocimiento al juez que entiende en la causa. Además uagradecieron a los medios de comunicación por la difusión para dar con su paradero.
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas