SEGUINOS

POLICIALES

Se iba a matar “a lo bonzo” porque su pareja la había dejado

La rapidez y decisión con la que actuó personal policial de la comisaría Primera de Oberá impidió que Carmen F., un ama de casa de 34 años, se quitara la vida, al irrumpir en su casa a los pocos instantes y reducirla para que no se hincara un cuchillo o se prendiera fuego por cuanto ya se había rociado con nafta. El episodio ocurrió cerca de las 13 de este martes en una vivienda de la calle 12 del barrio San Miguel al norte de la ciudad ubicada en la zona Centro.

Efectivos de la seccional Primera acompañados por personal del destacamento de 100 Hectáreas, llegaron al lugar y vieron una gran fogata frente a la casa, donde se quemaban prendas de vestir.



Para sorpresa de los policías, la mujer estaba con tres cuchillos en sus manos, todos apoyados sobre su pecho y abdomen, gritando que ya se había rociado con nafta y que tenía intenciones de prenderse fuego porque su concubino la había dejado.



Allí fueron instantes decisivos en los cuales, apelando al conocimiento y al sentimiento, le suplicaron a la mujer que desistiera de matarse.



Fue tal la insistencia de los agentes, que en el transcurrir de los minutos la mujer abrió la puerta de la casa y se arrojó sobre el sofá llorando desconsolada, interín en que pudieron entrar, desarmarla y tomarla entre tres efectivos.



Enseguida llegó una ambulancia con personal médico de Samic que la sedaron y condujeron al centro asistencial para la atención.
También llegaron otros familiares, quienes en medio de la desesperación lógica del trágico momento vivido pudieron comprobar que por la eficacia de la acción policial Carmen continuaba con vida.



En la vivienda secuestraron tres cuchillos de cocina, un encendedor y un bidón de plástico con restos de nafta. Además, constataron que ya había destrozado todos sus muebles y pertenencias, los cuales también estaban rociados con nafta.



Según las primeras averiguaciones se pudo conocer que tras una relación de más de 13 años en pareja con Miguel S., el hombre había tomado la decisión de continuar su vida con otra mujer, marchándose de la casa.  

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas