SEGUINOS

POSADAS

Se redujo la lista de espera para las cirugías a niños con cardiopatías congénitas

El Ministerio de Salud de la Nación financió este año las operaciones de más de 1.500 niños con cardiopatías congénitas y logró reducir la lista de espera para este tipo de cirugías con la conformación de una red de 16 hospitales tratantes distribuidos por todo el país que fueron equipados con tecnología de avanzada y permitieron evitar que los chicos del interior y sus familiares tengan que viajar a Buenos Aires.

“Con el ostensible crecimiento de las intervenciones quirúrgicas y la reducción de la lista de espera estamos haciendo realidad el sueño de miles de familias que quieren ver crecer sanos a sus hijos”, dijo el ministro de Salud, Juan Manzur, quien añadió que “posibilitar desde el Estado que estos chicos se desarrollen saludablemente es otra expresión concreta de la inclusión social que pregonamos como Gobierno”.



El funcionario detalló que durante 2010 se invirtieron más de 72 millones de pesos para la cobertura de los tratamientos comprendidos por el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas que implementa la cartera sanitaria a través del Plan Nacer, una estrategia de seguro público destinada a embarazadas y niños de hasta 6 años sin obra social que se puso en marcha en 2005.



Manzur recordó que en 2008 se habían registrado 1.635 casos de cardiopatías congénitas, de los cuales 635 fueron operados y 1.000 quedaron pendientes, mientras que el año pasado los casos fueron 1.800, con 860 operaciones realizadas y 940 pendientes. “Este año hubo 2.280 casos y ya fueron operados 1.550 chicos. De los 730 restantes, 400 ya tienen asignada la fecha quirúrgica y apenas 330 están en lista de espera”, destacó el ministro.



En la Argentina, 1 de cada 100 niños nace con una cardiopatía congénita y 70 de cada 100 cardiópatas requieren operación. Anualmente en el país nacen más de 5.000 chicos con algún problema del corazón que requiere ser operado y se estima que aproximadamente el 46% de ellos no tienen obra social.



En 2008 se creó el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, que cuenta con financiamiento del Plan Nacer, con el fin de operar a todos los niños que estaban en lista de espera. Ese año hubo 784 niños fallecidos por esa patología, según la Dirección de Estadísticas e Información en Salud de la cartera sanitaria.
Con una inversión total 171,8 millones de dólares, el programa procura brindar una solución integral que elimine las causas que ocasionan listas de espera y produzca una mejora sustentable en la atención y calidad de estas patologías, garantizando a todos los niños con cardiopatías congénitas del país sin obra social recibir una atención integral independientemente del lugar donde nazcan o residan.



Desde el 1 de abril último, el Plan Nacer cubre todas las operaciones cardíacas, estudios diagnósticos y traslados de niños menores de 6 años con malformaciones congénitas del corazón que no cuenten con cobertura de salud. Para ello paga a las provincias las prácticas de acuerdo con los costos establecidos por un estudio de la Universidad Nacional de La Plata.



Los 16 hospitales tratantes: en la Ciudad de Buenos Aires, el Hospital Ricardo Gutiérrez, el Hospital Pedro de Elizalde y el Hospital Juan Garrahan; en el Gran Buenos Aires, el Hospital Alejandro Posadas (El Palomar), el Hospital Federico Abete (Malvinas Argentinas) y el Hospital El Cruce (Florencio Varela); en la provincia de Buenos Aires, el Hospital Sor María Ludovica (La Plata) y el Hospital Materno Infantil Victorio Tetamanti (Mar del Plata); en Córdoba, el Hospital Santísima Trinidad; en Corrientes, el Instituto de Cardiología de Corrientes; en Mendoza, el Hospital Pediátrico Humberto Notti; en Santa Fe, el Hospital Víctor J. Vilela y el Hospital Orlando Alassia; en Tucumán, el Hospital del Niño Jesús; en Neuquén, el Hospital Castro Rendón, y en Salta, el Hospital de Niños.



Los efectores mencionados pueden utilizar el dinero que reciben por cada niño diagnosticado u operado para cubrir sus necesidades de recursos humanos, otorgar incentivos al personal o para equipamiento y ampliación. El uso del dinero es auditado en forma independiente desde el Ministerio de Salud de la Nación.
A través del Fondo de Reaseguramiento Solidario para las Cardiopatías Congénitas, que financia el Plan Nacer, entre abril y octubre último se han destinado 64,7 millones de pesos para poder pagar las prácticas que se vienen realizando.



Se entregó equipamiento por una cifra cercana a los 18 millones de pesos y está en desarrollo un programa de capacitación continuo para todas las provincias con el propósito de mejorar la capacidad de diagnóstico de las cardiopatías y que más hospitales también puedan operar casos de máxima complejidad.
Se conformó una red nacional y un ente coordinador de la derivación que permite aprovechar mejor las capacidades preexistentes.
Si su hijo/a o algún chico que conoce tiene algún problema en el corazón, contáctenos a través de la página web www.msal.gov.ar o llame a la línea telefónica gratuita 0800.222.7100.



Para ver un video sobre el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas del Ministerio de Salud, haga click en el siguiente vínculo: http://www.youtube.com/msalnacion

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas