SEGUINOS

Salud

“Seguimos teniendo como política de Estado la defensa de los derechos a la salud y la educación”, destacan

image_pdfimage_print

El ministro de Salud Walter Villalba calificó de “figura emblemática la del doctor Ramón Madariaga, no sólo en el ámbito de la salud para la Provincia y la ciudad de Posadas, sino también desde el punto de vista social, de su condición de libre pensador que enarboló y defendió los derechos a la salud y la educación que seguimos teniendo como política de Estado en Misiones”.

Señaló que se trataba de “un justo reconocimiento” el haber impuesto su nombre “al Hospital más importante de la provincia. El doctor Ramón Madariaga tiene mucho que ver con esos derechos de la población. Derechos que en estos años de gestión de la Renovación se han visto revalorizados como nunca antes en la historia de la Provincia. Accediendo la población a ese derecho a la salud, también en la región, desde el espacio que conduce Carlos Rovira, quien estableció una política de Estado con la asignación de los recursos en forma creciente, ya hace más de 14 años”.

Agregó que en ese período “ se han logrado los mejores indicadores sanitarios de la región y del país y fue puesto el Hospital Madariaga como faro del conocimiento, en la formación de recursos humanos y desarrollos de  alta complejidad, con intervenciones que hasta hace un tiempo no se podían hacer en esta provincia y era una deuda social”.

Recordó que Madariaga trasponiendo las barreras físicas, geográficas, desde su filosofía altruista atendió a los pobladores de Encarnación y de Posadas, inclusive en la capital misionera “atendió a los dos sectores bien diferenciados: a quienes recurrían a la atención pública y a quienes lo hacían en el ámbito privado. A ambos los atendió con la misma estoicidad, con el mismo compromiso”.

Precisó: “por eso los años fueron marcando justicia con el nombre del doctor Ramón Madariaga, desde la concepción plena de lo que significa hoy la salud pública en nuestra provincia hasta el entendimiento social, que ya en aquella época, a fines del siglo XIX  y principios del siglo XX, él quiso ponerle como impronta a su vida personal, trabajando en forma altruista. Terminó en la pobreza, sin darle demasiada importancia a las cuestiones terrenales”.