SEGUINOS

NACIONALES

Según Closs, las inversiones tardan en llegar porque el mercado de capitales en Argentina es volátil

El senador Maurice Closs expresó desde su banca que el mercado de capitales en Argentina es bajo comparado con países vecinos y de otras latitudes. El Senado trató uno de los proyectos de ley pedidos por el presidente Mauricio Macri en la Asamblea Legislativa. Se trata de la iniciativa de “Financiamiento Productivo” (la reforma del Mercado de Capitales) que fue aprobada con 54 votos positivos y 10 en contra. El texto tuvo cambios por lo que volverá a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva.

La Ley de Financiamiento Productivo consta de 219 artículos. El primer título del texto pone el acento en la inclusión financiera y el impulso a las Pymes.

Closs sostuvo que tiene un primer objetivo claro, la eliminación del Inciso “i” del artículo 19. “Creo que las herramientas que están planteadas podemos dividir en dos. Algunas que sí tienen impacto especialmente en el crecimiento del mercado de capitales y acercar el financiamiento a las personas y a las pequeñas y medianas empresas y otro grupo que claramente están orientadas a grandes jugadores”, observó.

Closs apuntó así que se trata de buenas medidas algunas y otras, no tanto. “No creo que ninguna de estas normas vayan a hacer un mercado de capitales en tanto y en cuanto Argentina no tenga un tiempo de mediano y largo plazo de generación de confianza”, remarcó.

Según el legislador, el mercado de capitales es chico en la Argentina por la “enorme volatilidad que tenemos y con los nombres que pusimos a tantas cosas desde tantos años”. Eso hace que no haya confianza y voluntad de invertir, prestar, apostar en el sistema financiero a largo plazo, subrayó Closs.

El Senado aprobó con modificaciones la reforma del Mercado de Capitales

En su primera sesión ordinaria del año, el Senado avanzó con uno de los proyectos de ley pedidos por el presidente Mauricio Macri en la Asamblea Legislativa. Se trata de la iniciativa de “Financiamiento Productivo” (la reforma del Mercado de Capitales) que fue aprobada con 54 votos positivos y 10 en contra.

En la votación en particular, el proyecto recibió 62 votos favorables y solo uno en contra, en el capítulo referido al financiamiento de las pymes.

El texto, analizado previamente en la Comisión de Economía Nacional e Inversión, sufrió cambios por lo que volverá a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva.

El proyecto, enviado por Ejecutivo, tiene como objetivo potenciar el financiamiento de las MyPyMEs que hoy no tienen acceso al crédito. Entre otras cosas, elimina la facultad que desde 2013 tiene la Comisión Nacional de Valores (CNV) de designar veedores con poder de veto en los directorios de las empresas.

Asimismo, facilita el acceso de créditos para las PyMEs incorporando las letras hipotecarias, en tanto que crea una factura de crédito electrónica para MiPyMEs, de aceptación obligatoria a los 30 días de emitida, como si fuera un cheque.

Entre las modificaciones, aceptadas por el oficialismo en la Cámara alta, figura la forma de designación del presidente de la CNV. Según el proyecto aprobado en Diputados, el funcionario queda confirmado si el Senado no se expide después de 60 días de elevado el nombre del candidato por parte del Gobierno. La modificación elimina ese acuerdo, adoptándose en cambio el texto del artículo 7 de la Carta Orgánica del Banco Central.

El otro cambio alude a las excepciones al pago del impuesto a las Ganancias para operaciones de compraventa de acciones, debido a que este punto se contradecía con la ley de reforma tributaria ya aprobada, en la que sí se gravaban esas operaciones.

Al comienzo, la miembro informante Silvia Elías de Pérez aseguró que “estamos convencidos que es una ley absolutamente importante para nuestro país” y remarcó que “el desarrollo económico de un país va de la mano con el desarrollo del mercado de capitales”. Asimismo, la tucumana destacó que la propuesta está “lejos de ser una timba financiera”.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión de Economía, José Ojeda (Justicialista), resaltó que “el proyecto tiene 26 modificaciones” y explicó que “estamos de acuerdo en tener una nueva fuente de ingresos de las PyMEs”.

Asimismo precisó que “eliminamos la aceptación tácita por parte del Senado de la designación de los directores de la CNV, ya que en el proyecto original establecía que pasado los 60 días el Senado aceptaba”, entre otras cuestiones.

A su turno, la kirchnerista María de los Ángeles Sacnun cuestionó que no sólo se modifica la Ley de Mercado de Capitales, sino también otras leyes -como la de los fondos comunes de inversión-. Además, aseveró que se le quitan facultades a la CNV y se limita al Banco Central.

Por su lado el senador de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, indicó que “hay muchas leyes que pasan por este recinto vienen cargadas de buenas intenciones, este proyecto es interesante pero el tema de fondo no lo resuelve” y consideró que “la experiencia argentina es lamentable pero está absolutamente ligada a cuestiones mayores, que tienen que ver con la concepción económica y el modelo económico”.

“¿Cómo podemos atraer capitales si la propia burguesía capital argentina tiene gran parte de su dinero fuera del país?”, se preguntó y sentenció “¿Quién puede arriesgar en una industria si sabe que después no se puede llevar los ladrillos ni las maquinas a otro lado? Si acá no hay un cambio de política para capitalizar el excedente de riqueza nacional e invertirlo en empresas genuinas, no tiene salida la Argentina”.

A su vez, el senador oficialista Roberto Basualdo recordó que “hace tiempo que venimos hablando de modificar el Mercado de Capitales, el crecimiento que hemos tenido en ese sentido -que fue del 18%- es muy inferior al de otros países” y explicó que “¿Qué quieren las PyMEs? Vinieron a nuestra Comisión y nos dijeron que necesitaban mayor acceso al crédito, lo que se va a traducir en inversión y en trabajo. Es decir, nos va a ayudar a eliminar la pobreza y mejorar el poder adquisitivo”.

“Con esto vamos a ayudar a bajar la inflación, porque las PyMEs ahora van a tener la certeza de cuándo y cómo van a cobrar sus facturas”, añadió y sentenció que “con una iniciativa como esta genera trabajo y vence la pobreza, va a ser una ley que nos va a demostrar en dos o tres años que ha sido buena”.

Mientras que Laura Rodríguez Machado (Pro) indicó que “esta ley se trata de abrir un poco la cabeza hacia lo que es todo el valor que puede tener una PyME y decir cuál es todo el capital que posee, para demostrar cuál es su oferta para que puedan acceder a un crédito para seguir invirtiendo en su empresa” y aseveró que “años anteriores no ocurrió esto, del 2007 al 2015 en la Argentina el 60% de los inversores de la caja de valores se fue del país; en el 2015 Argentina -que estaba entre los cincos países de América Latina con gran acceso al Mercado de Capitales- bajo al último lugar, por supuesto no nos vamos a comparar con Venezuela porque allí no existe este mercado”.

En ese mismo sentido, el oficialista Esteban Bullrich coincidió “con los principios generales de lo que se está planteando en esta ley, que es generar mayor fuentes de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas” y señaló que “el Poder Ejecutivo planteó que ese es el objetivo que perseguimos, es decir, la generación de empleo a través de las mejoras de los mecanismos de inversión”.

“Con la vocación que tenemos de trabajar los proyectos con la apertura a los planteos de la oposición, vamos a plantear una modificación adicional para ampliar aún más las atribuciones que tiene la CNV con este proyecto”, subrayó y recordó que “estamos incorporando la obligación de que los mercados también ejerzan el control, es decir, que el control será dual para garantizar la transparencia del mercado. Queremos defender a los inversores, pero sobre todo a los pequeños”.

El senador nacional Oscar Castillo (FCyS-Cambiemos) apoyó en el recinto el proyecto de Financiamiento Productivo, al considerar que con esta normativa “se ampliará las posibilidad de crecimiento de las Pymes y fundamentalmente es un instrumento que generará más y mejores puestos de trabajo en el sector privado”.

“Recibimos esta proyecto con gran beneplácito, sobre todo porque represento a una provincia que tiene la particularidad de que sus empresas de capital local son casi en un 100% pequeñas y medianas”, remarcó Castillo.

Por su parte, la exmandataria y senadora del FpV-PJ, Cristina Fernández de Kirchner, cuestionó duramente el proyecto al asegurar que está “dedicada a acentuar el carácter financiero y de especulación que tiene el actual modelo económico” y lo calificó como un “festival para la especulación”.

A su turno, el jefe del bloque Justicialista, Miguel Pichetto, sostuvo que “las leyes hay que analizarlas en un contexto histórico: cuando se aprobó la ley en 2012, la Argentina tenía un importante protagonismo en el G-20 y es cierto que habían un contexto económico particular. Con un exceso de autorregulación la crisis y la estafa a mucha gente que había confiado en los sistemas económicos modernos, habían provocado en el mundo directivas que nosotros también seguimos”.

“La Bolsa de Valores de Argentina da pena, siempre fue una calamidad en comparación con las de otros países. La importante reforma del 2012 no dio una respuesta satisfactoria, sólo aumentó dos puntos, pasamos de 10 a 12”, apuntó el rionegrino, que no ocultó sus cuestionamientos al señalar que “acá no hay un modelo económico de carácter productivo, es inviable en Argentina tomar un crédito productivo. No hay nada milagroso en la economía, lo que entra por un lado se va por el otro”.

“No coincido con el presidente cuando nos dijo que ‘lo peor había pasado’, los sectores trabajadores no ven que haya pasado”, apuntó el jefe del interbloque Argentina Federal. (parlamentario.com)

Descargar Semanario Seis Páginas