SEGUINOS

POSADAS

Según el Ipec, Posadas registra una caída histórica de la Indigencia y la Pobreza

El índice de Pobreza Multicausal o Multidimensional en Hogares en el tercer trimestre de 2017 en el Aglomerado Posadas, fue del 28,2%. El índice de Indigencia en Hogares fue del 13,9%. Los datos oficiales corresponden al trabajo realizado por el Instituto Provincial de Estadística y Censos.

A continuación, se observa el gráfico de evolución de la tasa de pobreza e indigencia para el período 2010-2017 en base a los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH)-INDEC, y a partir de la metodología propia del IPEC, que utiliza tres submétodos de medición estadística de la pobreza e indigencia, para confluir en el aspecto multidimensional o multicausal de las mismas.

En el último informe de pobreza e indigencia multidimensional, al segundo trimestre de 2017, los valores ascendían al 35,0% y 20,2% respectivamente. Al tercer trimestre de 2017 en el Aglomerado Posadas, la cantidad de hogares pobres asciende a 32.244, en tanto que la cantidad de hogares indigentes asciende a 15.893.

Es decir, respecto al segundo trimestre de 2017, 5.096 hogares pasaron de ser “hogares pobres” a ser “hogares no pobres”. Por su parte, además, 5.658 hogares que eran considerados indigentes, dejaron de serlo.

. En el tercer trimestre de 2017, la pobreza cayó 6.8 puntos porcentuales con respecto al segundo trimestre del mismo año; por su parte, la indigencia disminuyó 6.3 puntos porcentuales respecto del mismo periodo.

Esta cifra de pobreza (28,2%) marcó el segundo valor más bajo de los últimos catorce años, siendo la más baja la correspondiente al cuarto trimestre de 2014, del 27,5%. Respecto a la indigencia, este valor del 13,9%, representa el valor más bajo de los últimos catorce años (superando la anterior marca del 16,2% en el cuarto trimestre de 2014).

El Índice de Pobreza e Indigencia Multidimensional se refiere a una estructura metodológica que busca dar respuesta a un problema a partir de la identificación de un conjunto de causas posibles que lo generan. El mismo surge del promedio ponderado de tres métodos:
• Método Indirecto Absoluto (MIA)
• Método Indirecto Relativo (MIR)
• Método Directo de Satisfacción de Necesidades Básicas(MDS)

La ponderación de esta tasa de pobreza e indigencia multicausal fue la siguiente: 25% de MIA, 25% MIR y 50% MDS. Bajo rigurosidad metodológica, por la naturaleza de la metodología utilizada y la disponibilidad de los datos, sólo es posible calcular la tasa de pobreza e indigencia a nivel hogares, y con una periodicidad trimestral, según la disponibilidad de la publicación de los microdatos de la EPH, por parte

El concepto de indigencia, se asocia con la de “carencia severa”, que surge de dividir el ingreso total de cada hogar por el total de miembros relevados en la EPH (que, en este caso, es de cuatro miembros por hogar: dos adultos mayores y dos menores). Dicha carencia severa es asimilable a las necesidades básicas alimentarias, pero desde una perspectiva relativa y no absoluta. La primera persona del hogar que posea el 25% o menos de la mediana del ingreso per cápita familiar es considerada indigente. Para cada persona extra del hogar se suma marginalmente el 0,74 del 25% de la Meipcf.

El concepto de pobreza, se asocia con la de “carencia”, que surge de dividir el ingreso total de cada hogar por el total de miembros relevados en la EPH (que en este caso, es de cuatro miembros por hogar).

Dicha carencia es asimilable a las necesidades básicas alimentarias y las no alimentarias, pero desde una perspectiva relativa y no absoluta. La primera persona del hogar que posea el 75% o menos de la mediana del ingreso per cápita familiar es considerada pobre. Esta medida incorpora un parámetro de costos fijos del 50% de la Meipcf y un aporte extra por cada persona extra del hogar: 0,74 del 25% de la Meipcf.

Para un hogar compuesto por cuatro personas, el umbral de carencia severa (indigencia) y de carencia (pobreza) fue de $4.729,38 y de $10.150,49, para el tercer trimestre de 2017.

Notas Aclaratorias Metodológicas

• El Índice de Pobreza e Indigencia Multicausal o Multidimensional (IPIM), calculado por el IPEC, corresponde a los hogares radicados en el Aglomerado Posadas a partir del relevamiento de periodicidad trimestral de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

• Con el IPIM no es posible extrapolar e inferir la cifra obtenida para el Aglomerado Posadas a toda la Provincia de Misiones. Esto quiere decir que no se puede extrapolar una cifra de una realidad local urbana a la totalidad de la provincia.

Con los datos de este índice, tampoco es posible inferir la cantidad de personas pobres e indigentes, ya que la unidad de análisis del índice multidimensional es el hogar. Esto quiere decir que el 28,2% de los hogares del Aglomerado Posadas son pobres y el 13,9% son indigentes.

• El Índice de Pobreza e Indigencia Multicausal o Multidimensional surge del promedio ponderado de tres métodos: el Método indirecto absoluto (MIA), el Método indirecto relativo (MIR), y el Método directo de satisfacción de necesidades básicas (MDS). La ponderación de esta tasa de pobreza multicausal fue la siguiente: 25% de MIA, 25% MIR y 50% MDS.

• Cada uno de los métodos componentes utilizados del IPIM son explicados, tanto en su abordaje teórico (señalando ventajas y desventajas) como en su metodología de cálculo, en el documento metodológico disponible en el sitio web del IPEC

El IPIM es un índice superador de los métodos tradicionales unidimensionales utilizado anteriormente por el INDEC. El Índice de Pobreza Multidimensional parte de un enfoque integral basado en la concepción del Premio Nobel en Economía, Dr. Amartya Sen, quien orienta su mirada sobre la pobreza desde un enfoque del desarrollo y como un incremento de las libertades, asociando la pobreza con la privación de capacidades básicas.

En este sentido, sería la facultad de concretar acciones lo que determina el nivel de vida, y no los objetos, ni sus características, ni su utilidad. A partir de entonces, se comienza a percibir la pobreza en sus múltiples dimensiones, y cuyo significado más amplio está relacionado con las condiciones de vida que quebrantan la dignidad de las personas, restringen sus derechos y libertades fundamentales, disuaden la satisfacción de sus necesidades básicas e impiden su plena integración social.

Aun cuando existe una gran pluralidad de aproximaciones teóricas para reconocer qué hace pobre a un individuo, hay un acuerdo cada vez más amplio sobre la naturaleza multidimensional de este concepto, el cual afirma que los elementos que toda persona precisa para tomar una decisión de manera libre, informada y con igualdad de oportunidades sobre sus alternativas vitales, no pueden ser reducidos a una sola de las características o dimensiones de su existencia.

La pobreza se exterioriza como un bajo nivel de logro en una o más dimensiones; cuanto mayor sea la privación del hogar, más susceptible o vulnerable de ser considerado pobre. No obstante, aunque esta perspectiva posibilita contextualizar las personas, esta forma de clasificar la pobreza enfrenta una disyuntiva a la hora de establecer cuáles y cuántas dimensiones evaluar, qué ponderaciones asignar y el inconveniente que representa la ausencia de datos, también conocida como “dimensiones perdidas”.  Para medir esta concepción integradora de pobreza, es que surge el índice de pobreza multidimensional o multicausal.

En la literatura académica existe una multiplicidad de enfoques y abordajes con el objetivo concreto de pretender comprender lo que implica ser pobre, para evitar la subestimación y/o sobreestimación en el recuento de los mismos.

La “multidimensionalidad” de la pobreza ha alcanzado un profundo reconocimiento, pues se divisa una inquietud en adoptar metodologías con posibilidad de diferenciar tópicos de índole social o nuevas dimensiones humanas.

• Con la metodología propuesta por el IPEC, el criterio de considerar ponderaciones de tres métodos diferentes se basa en que, bajo la perspectiva y enfoque multicausal y multidimensional de la pobreza e indigencia, no permite excluir a las unidades de análisis (es decir, los hogares) que no alcanzan los umbrales fijados por este método, incluyendo la dinámica propia del mercado, como asimismo los efectos de las políticas públicas de un Estado activo y protagonista. (Fuente: IPEC)

Descargar Semanario Seis Páginas