SEGUINOS

NACIONALES

Según una encuesta, la mayoría recortó gastos familiares y cree que la economía va a empeorar

Un informe de la consultora Ipsos asegura que el humor de los argentinos está en su peor nivel de la era Macri en varios aspectos económicos, como las expectativas para los próximos seis meses y el rumbo económico. También se derrumbó la predisposición a comprar bienes durables.

 

En medio de la corrida cambiaria, que dejó al dólar por encima de los $25, y el alza de las tasas de interés, la percepción de la gente sobre la marcha de la economía se derrumbó. Y la expectativa para los próximos seis meses cayó al peor nivel desde la asunción de Mauricio Macri. En este contexto de mayor incertidumbre, a su vez, se disparó la cantidad de gente que teme perder el empleo.

 

Este declive también es reflejo del anuncio oficial de que se abrió una negociación con el Fondo Monetario. Los datos figuran en un amplio relevamiento de la consultora Ipsos, al que tuvo acceso iProfesional, y que fue realizado durante las jornadas más calientes por el temblor cambiario entre 1.001 personas. Los datos de la encuesta, a la hora de medir el malhumor social por la crisis cambiaria, resultan contundentes. Los principales puntos son:

 

– La política económica quedó como el área del Gobierno con peor valuación. Sumó tan sólo 3,6 puntos sobre 10 posibles. Desplazó del último puesto otras temáticas, como “seguridad” y “jubilados”.

 

– También fue dramática la caída de la “valuación positiva” en la economía. Bajó 9 puntos en un solo mes: de 30 puntos a 21. Una pendiente sólo comparable con la que registró en diciembre durante la crisis política tras la sanción del cambio de fórmula de actualización para los jubilados. En ese momento, el derrape había sido de 38 a 28 puntos.

 

– La caída en la evaluación sobre la economía se compara con el nivel que tenía en julio del año pasado, en la previa de las PASO, que también estuvo influido negativamente por la súbita suba del tipo de cambio.

En este contexto, ocho de cada diez personas mencionó que debió recortar su presupuesto familiar para llegar a fin de mes.

 

– A principios de año, ese porcentaje ascendía al 68%.

 

– Ropa, comidas fuera del hogar y entretenimiento son los tres rubros más perjudicados por ese ajuste.

 

– Un 64% del público apuntó que la dirección económica “va por el mal camino”. Se trata del peor registro de la era Macri, y sólo comparable con lo percibido durante el segundo mandato de Cristina Kirchner.

 

– Es la primera vez en el gobierno de Cambiemos, que los que ven mal la situación ganan sobre los más optimistas. Los pesimistas ganan 64 a 36.

 

Te puede interesarCrédito hipotecario: debutan nuevas tasas UVA y el mercado inmobiliario teme que cuotas más altas alejen a la clase media

– Las expectativas para los próximos seis meses también declinó. Tanto, que quedó en el peor nivel desde que asumió Macri. Cuando le preguntaron a los encuestados “¿Cómo cree que estará la situación económica del país en los próximos doce meses?”, sólo un 37% respondió “Mucho mejor” o “algo Mejor”. El resto tiene una expectativa pesimista.

 

– Para tener una idea desde dónde se viene: en abril, un 42% se mostraba optimista. Y en octubre, tras el triunfo de Cambiemos en las elecciones, ese nivel se encontraba en el 54%. Es decir, los optimistas eran mayoría. La tendencia hacia la baja se inició en diciembre último, con la ley para los jubilados.

 

– También es interesante cuando le consultaron a la gente sobre sus comportamientos como consumidores. “En comparación con hace seis meses, ¿se siente más o menos cómodo haciendo otras compras en el hogar?”, preguntaron. Dos de cada tres personas (el 66%) contestó que se siente “menos cómodo”.

 

– Más razonable, es algo mayor la cantidad de gente que se percibe “menos cómoda” para comprar un auto o una vivienda. Ahí, el porcentaje crece al 69%.

 

– Para tener una idea: en las últimas elecciones, el porcentaje entre optimistas y pesimistas estaba repartido prácticamente al 50%.

 

– Otro dato para tener en cuenta sobre el devenir de la actividad económica refiere a que el 49% de los consultados dijo que conocía alguien de su familia u otra persona que conoce personalmente perdió su trabajo como resultado de las condiciones económicas.

 

– El hecho de que cada vez más gente sea testigo de una pérdida de una fuente laboral puede perjudicar la actividad de la economía. Es una típica marca que la gente, aun con ingresos de su trabajo, percibe como deterioro de la situación social y del temor a ser el próximo que puede perder el puesto.

 

– De hecho, cuando les preguntaron “En comparación con hace seis meses, ¿tiene más o menos confianza en la estabilidad laboral de usted, su familia y otras personas que conoce?”, el 65% respondió que su confianza cayó.

 

– Inflación. “¿Cuánto cree que será la inflación en 2018?”, preguntaron. El 32% cree que la inflación será de entre 21% y 30%, y el 34% que será de más del 30%. Y tan sólo el 20% confía en que se cumplirá la meta de inflación pautada por el BCRA, del 15%.

 

– También resulta revelador de la situación socioeconómica y del impacto inflacionario que el 45% de los encuestados admitiera que “el dinero no alcanza a fin de mes”.

 

– A su vez, un 42% señaló que el dinero le alcanza justo sin capacidad de ahorro.

 

– Sobre la relación con el Fondo, el 41% está en contra de mantener buenas relaciones con el FMI. Es un porcentaje más elevado que en otras épocas de la Argentina (en 1986, sólo el 29% se mostraba en desacuerdo; y en 2009, era el 30%).

 

– Por último, la gestión presidencial también registró una merma en las últimas semanas. La “desaprobación” sumó al 48% contra 41% que sigue avalando al jefe de Estado.

Fuente: IP Profesional.

 

Descargar Semanario Seis Páginas