SEGUINOS

POSADAS

Sentarán en el banquillo a un cura acusado de abuso sexual

Un sacerdote del rito bizantino ucranio se sentará el próximo martes en el banquillo de los acusados para responder por el delito de “abuso sexual sin acceso carnal”, aunque esa figura se ve agravada por su condición de educador. La investigación se inició en 2003 en la ciudad de Apóstoles y el imputado, Estanislao Chomín (71), llega al debate en libertad aunque podría terminar tras las rejas. El caso salió a la luz en noviembre de 2003, cuando una pareja denunció que su hija de cuatro años había sido manoseada en sus partes íntimas por el religioso en una institución educativa.

Chomín, que por entonces tenía 64 años, habría conducido a la niña hasta su dormitorio, donde la habría tocado en la zona genital, provocándole algunas lesiones leves.



La víctima se quejó en su casa por dolores en la zona de la cola, lo cual llevó a su madre a indagar si había sufrido algún tipo de tocamientos por parte de algún compañero o docente, pero la nena le dijo que había sido “el padre Chomi”, en referencia al sacerdote.



Tras ser detenido, el cura reconoció que en varias oportunidades llevó a una nena de cuatro años a su dormitorio, en el colegio San Josafat, pero negó haber abusado de ella.



La nena, que ahora tiene once años, en su momento dio detalles de la habitación de Chomín, lo cual dio veracidad a la acusación.



El debate comenzará el martes y finalizará el miércoles con la sentencia del Tribunal Penal 1, integrado por los jueces Martín Errecaborde, Eduardo D’Orsaneo y Ángel Dejesús Cardozo; mientras que  la acusación estará a cargo de la fiscal Liliana Picazo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas