SEGUINOS

POSADAS

“Ser o no ser” en el Cineclub de la Biblioteca Popular

En el marco del ciclo audiovisual “Risas de antaño”, se proyectará este lunes 13 la película “Ser o no ser” de Ernest Lubitsch, a las 20,30, en la Biblioteca Popular de Posadas, con entrada libre y gratuita. El film relata la historia de una compañía de teatro polaca liderada por el matrimonio de estrellas María (Carole Lombard) y Joseph Tura (Jack Benny), que se encuentran preparando la obra “Gestapo”, tendrá que ceder ante las presiones políticas y continuar con la representación de “Hamlet”. Unos días después estalla la guerra haciéndose el ejército alemán con el control del país y provocando el parón de las funciones teatrales.

La película, exhibida en su tiempo como propaganda anti-nazi, ataca con perspicacia y sutileza a todo tipo de totalitarismo ideológico y político y mantiene una simpática subtrama romántica con un joven Robert Stack como tercer vértice del triángulo amoroso, sobrepasando el mero calificativo de producto propagandístico coyuntural y permaneciendo como uno de los mejores ejemplos de comedia (fresca, entretenida, ágil, chispeante, corrosiva, repleta de brillantes diálogos) que jamás se hayan realizado en la historia del séptimo arte.



Un guión plagado de enredos, equívocos, tretas y meteduras de pata garrafales, en el que un grupo de la resistencia polaca, compuesto por los actores de una compañía de teatro, hace y deshace toda clase de marañas y entuertos para burlar a los nazis y contribuir a colocar escollos en la invasión de Polonia. No hay ninguna personalidad alemana nazi, por mucho prestigio que tenga, a quien ellos no puedan suplantar. Ni siquiera el mismísimo Führer.



Junto a “Ninotchka”, la película más famosa de la carrera cinematográfica del gran director de origen alemán Ernst Lubitsch, estableciendo desde su proverbial refinamiento fílmico una divertida sátira contra la política destructiva y expansiva de los nazis. El talento creativo de Lubitsch alumbró una considerable cantidad de películas que abarcan desde la época de los comienzos de la Primera Guerra Mundial, hasta después de finalizar la Segunda. Comenzando su fructífera carrera cinematográfica en su Alemania natal, y después dando el salto a Hollywood, Lubitsch legó a los anales del séptimo arte la friolera de casi 70 films, muchos de ellos del período del cine mudo.



Destacó especialmente en la comedia y en la sátira, para las que se reveló como un artífice brillante.



Se sumó a ese reducido grupo de cineastas comprometidos y valientes que se atrevieron a atacar la peste nazi cuando ésta se encontraba en su apogeo. Chaplin (“El gran dictador”), Rossellini (“Roma, ciudad abierta”), Lubitsch… Unos en clave ácidamente humorística con regusto levemente amargo, y otros en clave realista y cruda.



Todo en esta parodia satírica es una farsa delirante y taimadamente corrosiva, con una apariencia de ligereza que la hace muy agradable de seguir, divertida y con buena puntería, que no se recata lo más mínimo en ridiculizar hasta el extremo a Hitler, a sus seguidores, su fanatismo y su afán por convertirse en una plaga y una epidemia empeñada en azotar al mundo y restregarle su pretendida “superioridad de raza”.



1942: Nominada al Oscar: Mejor Banda sonora (Drama o comedia)



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas