SEGUINOS

POLICIALES

“Si la Justicia no fuera lenta, Sotelo estaría cumpliendo su condena”, dijo su ex abogado defensor

image_pdfimage_print

El abogado Ricardo “Rulo” Rodríguez lo conoció a Franco Emanuel Sotelo (24) hace unos cuatro años cuando el joven estaba detenido en la seccional 12ma, de Posadas, donde estaba preso por un robo calificado. “Charlamos, me designó y después de trabajar un poquito lo saqué porque logré tumbar el calificado. La causa que tenía quedó en robo simple y desde ese día él siempre me llamó cuando estuvo detenido”, relató en exclusiva a C6Digital.

Por esta defensa, el letrado recibió críticas, especialmente en las redes sociales. “Me preguntaron el perfil y dije que era un hábil ladrón. Trabajaba solo y esto le da un toque profesional. Siempre me imaginé y me preguntaba quién era su datero porque adonde iba y entraba siembre había mucho dinero. Así fue en Iguazú, Eldorado y Puerto Rico”, señaló el abogado.

Según Rodríguez, su defendido lo sorprendió con el nuevo perfil que le adjudican. “Porque no lo tenía con un perfil de violador psicopático. Sea quien haya sido, en la forma, ver a dos criaturas y luego bajar con una pata de cabra, directamente reducirlas violentamente y después someterla sexualmente es de un violador con una psicopatía profunda. Nunca me hubiera imaginado porque el tipo (por Sotelo) era muy familiero”, afirmó.

Sin embargo, el abogado dijo que se rinde ante la evidencia. Y recordó que en el proceso que derivó en la muerte del joven tuvo un comienzo desde que salió de San Pedro, donde vivía, que le dejó una sola duda. “Es la mujer que da aviso y dice que fue a las 11 de la mañana (del sábado 14) y él a las 13 y pico estaba lavando el auto en su casa. Yo digo que la prueba concluyente será cuando se compare el ADN suyo con el de la nena, asunto concluido. Todo indica que fue él”, aseveró.

Rodríguez recordó que atendía varias causas contra Sotelo. La última fue una en Puerto Rico. “En esta última no tuve pedido de defensa. Incluso yo recibi llamada de gente de Investigaciones. Pero no les pregunté el motivo porque yo creí que hizo un hecho grande. Mandé un mensaje a la mujer pero no recibí respuesta. Luego me enteré que ya estaba cercado”, refirió.

Para el abogado con 35 años de ejercicio en la profesión, el hecho del que se le acusa a Sotelo “es tristísimo y no me puedo endurecer”. “Los penalistas estamos en la enfermedad social, entonces es muy doloroso lo que pasa en este país con el delito”, apuntó.

En otro segmento de la entrevista en el programa Cadena de Noticias, Rodríguez consideró que “a la larga o a la corta (Sotelo) iba a terminar adentro (en la cárcel y por mucho tiempo) por la acumulación de causas judiciales” que superan la docena.

En este sentido, sostuvo que su ex defendido era consumidor de droga. “Y una persona, cuando no para, puede producir un brote psicótico. Es tremendo el tema de la droga y puede ser un vehículo para una actitud violenta”, conjeturó.

Rodríguez reconoció que recibió “muchos palos por la incomprensión de mi defensa” del acusado de violación. “Acá hay una responsabilidad de una lentitud de la Justicia. Si no fuera lenta él estaría cumpliendo su condena”, sentenció.