SEGUINOS

POSADAS

“Si los empresarios dan empleo registrado, el plan social desaparece”, dicen especialistas

El economista y Coordinador del Departamento de Política Económica de la Sociedad Internacional de Desarrollo, Emmanuel Agis, desestimó las consideraciones respecto a las consecuencias negativas que conllevaría la implementación de plantes sociales en detrimento de la oferta de mano de obra. En cuanto al sector empresarial yerbatero, consideró que no se debe compatibilizar el asistencialismo con el trabajo digno. “Quieren seguir pagando en negro. Si los empresarios dan empleo registrado, el plan social desaparece y el trabajador pasa a cobrar la asignación del sistema contributivo y se acaba el problema”, observó.

Tres investigadores negaron que la Asignación por Hijo reduzca la oferta laboral
 
Especialistas de Naciones Unidas, el Ministerio de Trabajo y la Sociedad Internacional de Desarrollo refutaron la versión de sectores empresarios de que la AUH afecte el empleo. La reducción de la desigualdad, la contribución al crecimiento económico y la cobertura a los sectores más vulnerables configuran la Asignación Universal por Hijo (AUH) como la política social con mayor aceptación entre la población argentina. Dos tercios de los consultados destacaron esos conceptos. La Anses destacó su valoración social.  



El dato proporcionado por el titular de la Anses, Diego Bossio, corresponde a una encuesta a nivel nacional realizada por el organismo. A pesar de la elevada valoración social de la medida, persiste una arraigada mitología económica neoliberal alrededor de los programas de transferencias de ingresos.



En una conferencia organizada por la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA) y la Fundación Friedrich Ebert, tres especialistas buscaron refutar esas máximas y plantearon distintas herramientas para profundizar el impacto redistributivo de la AUH.



Los economistas Soledad Villafañe (Ministerio de Trabajo), Emmanuel Agis (SID) y Daniel Kostzer (PNUD) fueron los encargados de conducir la conferencia, donde refutaron que la medida desincentive la búsqueda de empleo formal y retraiga la oferta de trabajo, dos máximas recurrentes en el discurso empresario y de analistas ortodoxos.



“Esos argumentos no tienen ningún sustento empírico”, señaló la investigadora de la cartera laboral al señalar que, como máximo, las familias beneficiarias de la AUH perciben 880 pesos mensuales, mientras que la remuneración promedio de los asalariados formales supera los 2800 pesos.



Por su parte, Agis se refirió al cuestionamiento que hicieron empresarios en la zona yerbatera, quienes advirtieron que no conseguían trabajadores para la cosecha producto del subsidio que entrega el gobierno nacional. “No hay que compatibilizar el asistencialismo con el trabajo digno, quieren seguir pagando en negro. Si los empresarios dan empleo registrado, el plan social desaparece y el trabajador pasa a cobrar la asignación del sistema contributivo y se acaba el problema”, retrucó el economista. En ese sentido, Kostzer remarcó que una medida como la AUH fortalece posiciones de negociación más débiles.



El titular de la Anses, quien estuvo a cargo del cierre de la conferencia, destacó el impacto de la medida en el norte del país y señaló que en 2011 el organismo abrirá pequeñas sedes de Anses en distintas provincias con el objetivo de incorporar a aquellos niños sin cobertura. Hoy la AUH cubre a 3,6 millones de chicos hasta 18 años, mientras que la población objetivo ronda los 3,9 millones. “Es una medida que fortalece al Estado y amplía el piso de protección social. Dos tercios de los argentinos la consideran la mejor política y reconocen como central el cumplimiento de las condicionalidades en salud y educación”, señaló Bossio.



El investigador de la SID estimó que, sobre el crecimiento del 9 por ciento del producto en 2010, la contribución de la AUH asciende a 1,8 punto porcentual. “La AUH es el principal estabilizador automático con un sesgo en favor de los menores de edad. Es el programa de transferencia de ingresos más grande de América latina”, destacó Agis. Los tres panelistas enfatizaron que, más allá de las bondades de la AUH, el principal instrumento para reducir la pobreza es el empleo formal.



Por su parte, el especialista de PNUD se concentró en el rol de la AUH como mecanismo para garantizar derechos a la niñez que no estaban operativos, la promoción de la integración social y la reducción de las presiones para el trabajo infantil. A su vez, Kostzer planteó la necesidad de crear un Sistema Nacional de Cuidado Infantil para que las madres beneficiarias de la AUH puedan trabajar y dejar a sus hijos en esos establecimientos. Además de la creación de empleo, la iniciativa apunta a reducir el elevado costo de oportunidad que tienen las mujeres más pobres para incorporarse al mercado de trabajo. Finalmente, Agis planteó la posibilidad de utilizar la AUH como herramienta de partida para crear una tarifa social integral para los beneficiarios y la creación de una tarjeta alimentaria. (Fuente: Página12)



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas