SEGUINOS

POSADAS

Si los tributos son visibles, la sociedad acompaña

La sociedad argentina viene acostumbrándose a debatir aquellas cuestiones sustantivas que interesan al conjunto y a sus minorías, en un tiempo diferente al vivido hasta ahora como sociedad democrática. Claro que también se observan
retrocesos como la reciente protesta de los “ruralistas” –que no piqueteros para los medios concentrados- que
impidieron que se reuniera la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires para tratar una reforma tributaria ya aprobada por el Senado de esa misma Provincia. La protesta conducida por el presidente de la Sociedad Rural Hugo
Biolcatti, terminó logrando que no se pudiera avanzar con la propuesta de evaluar los campos de mayor extensión, es decir un 40% de la ruralidad bonaerense. El otro 60% no vería modificada su tributación.

Lo sucedido llevó al grupo de intelectuales que ha reflexionado en torno de este modelo de país, conocido como el Plan Fénix, a advertir que hace falta un debate en la sociedad en torno de qué significan los tributos y cómo son invisibles a los ojos del conjunto de los ciudadanos. Cuestión ésta que vuelve a ubicar a Misiones a la vanguardia: acá hace más de una década que se ve adonde van los tributos. Las obras públicas están a la vista y algunas son paradigmáticas como la construcción del Hospital Escuela, como nave insignia de un Parque de la Salud que lleva a la construcción de varias sedes más. Construcción de hospitales y escuelas en el interior de la provincia y en la ciudad capital. Pago de salarios y jubilaciones provinciales el último día hábil de cada mes. Adelanto de los recursos provinciales para el pago de Incentivo Docente a mitad de mes.

Además, cuando hace ya un par de años Misiones decidió una reforma tributaria anticipándose a los tiempos sin demagogias electoralistas, lo hizo en un debate de la Cámara de Representantes en la que ya venían tratándose cuestiones sustantivas. Se había dejado atrás el tiempo de las chicanas políticas. Se debatían propuestas misioneristas, de reivindicaciones largamente postergadas.

Claro que no fue sencillo hacer entender que quien más tiene, más paga, cuando se salía de una década en la que a los sectores concentrados de la economía se los había eximido del pago de tributos, generando la peor crisis provincial y el endeudamiento más alto del que se tenga memoria. No es menos cierto que algunos legisladores más que por reflexión personal, por “mandato partidario” terminaron sosteniendo el voto negativo. Un voto negativo que después se transformaría en positivo –contradictoriamente- cuando de realizaciones se trata.

Para muestra varios botones: fue unánime la aprobación para la creación de la empresa Agua de las Misiones, sociedad del Estado, es decir creada con recursos provinciales. Este jueves último ha sido unánime la creación de la Editorial De las Misiones, la primera del Estado provincial –“luego de la de las Misiones Jesuíticas, que tenía la imprenta reclamada”, diría el autor de la propuesta, Carlos Rovira-.

Los impuestos están a la vista: “nosotros tenemos una Provincia prolija y bien administrada que nos permite transcurrir esta etapa sin paralizar la obra pública; apostando al aparato productivo y acompañando a los municipios”, decía Maurice Closs, apenas unos días atrás.

También son visibles los impuestos nacionales, se pueden mostrar: las obras del Plan de Terminación de Yacyretá, el tratamiento costero de saneamiento de arroyos y ríos y las grandes obras urbanas de recuperación medio ambiental formaron parte de un reciente encuentro de la Cámara Inmobiliaria de Misiones.

Sumados ambos, provinciales y nacionales, se puede proyectar una Villa Olímpica que cierre el nodo multipropósito para otra zona otrora abandonada de la capital provincial: el Oeste. Centro de Convenciones, Centro del Conocimiento, Puerto de Posadas, Parque Industrial, Centro de Alto Rendimiento y un enorme vecindario, Itaembé-Miní.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas